menu
Internacionales 13 07 2020

Macron pide "una verdadera política europea para el Mediterráneo"










El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo un llamamiento este lunes para que se desarrolle "una verdadera política europea para el Mediterráneo" que dote a la UE de "autonomía estratégica" para no quedar en manos de otras potencias.

"El Mediterráneo no puede construir una paz duradera sin nosotros", afirmó Macron en su tradicional discurso al ejército la víspera de la Fiesta Nacional en la sede del Ministerio de Defensa en París.

Sin citarlas, se refirió indirectamente a Turquía y a Rusia como las potencias que están más activas ahora en esa región e insistió en que "Europa debe redefinir su papel y su lugar sin ingenuidad y sin complacencia".

Sobre el caso de Libia, donde se enfrentan a través de mercenarios y de facciones diversas Moscú y Ankara, advirtió de que allí "no hay solución militar", sino que "solo es posible una solución política".

Reclamó "la reanudación inmediata de las negociaciones" para el cese el fuego y también que se ponga fin a la llegada de armas y de mercenarios.

En un contexto que describió marcado por un retorno de "la fuerza y de la intimidación", por el debilitamiento del multilateralismo y "nuestro aliado estadounidense, que parece interrogarse sobre sus objetivos, Macron consideró que Europa "debe protegerse a sí misma".

"No podemos -argumentó- permitir que nuestro futuro lo construyan otras potencias": "Debemos ser colectivamente dueños de nuestro destino".

El jefe del Estado se mostró satisfecho, por otro lado, de los resultados del refuerzo con más efectivos desde comienzos de año de la misión militar francesa Barkhane en el Sahel, en particular en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico en el Gran Sahara, que esta ahora "muy debilitado".

Avanzó que "a finales de año" tomará decisiones sobre la intervención militar francesa en el Sahel, que comenzó en enero de 2013 para evitar que los grupos yihadistas se hicieran entonces con el control total en Mali.

Macron rindió homenaje a los militares por su implicación en la operación Résilience para luchar contra el coronavirus en Francia, y aseguró que eso "no ha debilitado en ningún momento las condiciones de nuestra seguridad".

También tuvo un recuerdo para los 31 militares franceses que durante los últimos doce meses han muerto en choques con otras fuerzas o en accidentes en misión. (EFE)