menu
Opinión 30 10 2020

La pandemia del Coronavirus


Autor: Internacional Socialista









La  pandemia  del  Coronavirus  es  la  mayor  amenaza  a  la  salud  pública  y  a  la estabilidad  económica  en  una  generación,  y  requiere  de  una  respuesta  que  esté basada en la cooperación internacional, la solidaridad y la equidad. A pesar de que el  virus no  discrimina  por  motivos  de  nacionalidad,  raza,  riqueza  o estatus  social, debido  a  las  desigualdades  estructurales  entre  y  dentro  de  nuestras  sociedades, está teniendo  un  impacto  desproporcionado sobre  los  más  vulnerables, quienes estánpotencialmente expuestos al virus y enfrentando el impacto económico de su propagación  y  las  medidas  que  se  toman  para combatirlo.  Por  lo  tanto,  es imperativo que los pasos que se tomen para mitigar el virus tomen en cuenta estas desigualdades y que aquéllos que han sido los más afectados reciban apoyo para reconstruir sus vidas y sus medios de subsistencia.

La   pandemia   ha   dado   una   mayor   urgencia aun   número   de   prioridades socialdemócratas, aumentandola   importancia   de   políticas por   las   cuales   laInternacional  Socialista  ha abogadopor largo tiempo. Estas  incluyen  reformas  al sistema financiero a fin de asegurar que, a diferencia de la crisis financiera de 2008, el  peso  de  la  recuperación  sea  distribuido  equitativamente.  Se  deben  tomar medidas  para  reducir  la evasión  de  impuestos yasegurarasíque  las grandescompañías multinacionales paguen el porcentaje justoque les corresponde en sus impuestos. Un  impuesto  sobre  las  transacciones  financieras  tiene  el  potencial  de recaudar grandes sumas de fondos que pueden ser utilizados para aliviar el daño económico ya causado y facilitar un mejor acceso a la atención a la salud. 

Será  clavepara  reducir  y  eventualmente  eliminar  la  amenaza  de  este  virus  a mediano  y  largo  plazo  asegurar  el  acceso  a  vacunas  en  todo  el  mundo.  La  rápida propagación  de  Covid-19  ha puesto  de manifiestola  vulnerabilidad  de  nuestras sociedades interconectadas frenteaenfermedades contagiosas, y es un hecho que mientras el virus sigue descontrolado en una parte del mundo, esto es una amenaza  para  todo  el planeta. La  solidaridad  internacional  y  un  compromiso  con  el multilateralismo,  dentro  del  marco  de  la  ONU  y  de  la OMS,  será  crucial  para asegurar  un  acceso  justo  a  las  vacunas  y  para  establecer  la infraestructura  que entregue la vacunación en países y regiones donde la capacidad de los sistemas de salud existentes es limitada. 

La pandemia ha llevado además indirectamente a la exacerbación de los existentes problemas  sociales  y  políticos,  y  se  hacen  necesarios  esfuerzos  concertados  para corregir un número de inquietantes desarrollos negativos. Entre estos se encuentra el aumento de la violencia doméstica y la violencia contra la mujer en momentosen  que  una  gran  proporción  de  la  población  global  ha  estado  viviendo  bajo confinamiento y otras  restricciones similares. Se debe hacer  más para eliminar el flagelo  de  la  violencia  contra  la  mujer  y  para  asegurar  que  las  mujeres  no  sean dejadas de lado o postergadas durante el proceso de reconstrucción dela economía mundial.  La  situación  de  los  refugiados  ha  empeorado  debido  al  deterioro  de  las condiciones y las deficientessoluciones para las personas desplazadas. Otra causa de preocupación es el hecho evidente de que un número de gobiernos han usado la pandemia como pretexto para restringir las libertades y debilitar la democracia, laque continúa enfrentando diversos desafíos en varias regiones del mundo. 

Democracia

La continua represión de manifestantes pacíficos en Belarúsluego de los resultados electoralesilegítimosen agosto,es inaceptable. Los belarusos continúan saliendo a las calles en su lucha por la democracia y el derecho a elegir su gobierno, y esto lo hacen con el total apoyo del movimiento socialdemócrata global. La oposición de Belarús ahora tiene esperanzas, con sus valores que han demostrado ser los de la mayoría,y  sus  demandas de  cambio  debenser  escuchadas.  Reiteramos  nuestro llamamiento  a  la  liberación  de  Mikalai  Statkevic,  el  líder  de  nuestro  partido miembro  en  Belarús,  como  también  la  liberación  de  todos  los  otros prisioneros políticos que se encuentran detenidos por el régimen.

La  catastrófica  situación  política,  financiera  y  social  en  Venezuela  ha  forzado  a millones de ciudadanos a huir del país bajocondiciones inhumanas. El poder ha sido arrebatadopor el régimen autoritario de Nicolás Maduro, y debe ser devuelto a la gente, pero las condiciones no existen para que tengan lugar unas elecciones libres y  justas.  Las  elecciones  parlamentarias  programadas  para  diciembre  no  tienen credibilidad,como ha quedadoclaramente demostrado con elaplastanterechazo de la comunidad internacional de las condiciones bajo las cuales éstas se realizarían. 

Los  retrocesos  democráticos  son  causa  de  preocupación  en  un  número  de  otros países, incluyendo a Pakistán donde los partidos de oposición son victimizados por el  gobierno.  En  Camerún,  la  violencia continúa  y  no  existen  las  condiciones  para celebrar las próximas elecciones regionales. El proceso de democratización en Haití ha llegado a un punto muerto, con el quiebre del estado de derecho y el riesgo de caer en  una  dictadura. La  multitud  de  desafíos  para  establecer  y  defender  la democracia en todos los continentes sirven para alertarsobre la vital importancia de  la  cooperación  internacional y  sobrelos  gobiernos democráticos que deben asumiruna  posición  en  contra  del  aumento  de  prácticas  antidemocráticas  y tendencias hacia el autoritarismo. 

El  proceso  de  reescribir  la  constitución  de  Chile  es  un  momento  seminal  en  la historia  democrática  del  país, al  tomarpasos  para  consignar  la  constitución  de  la era de Pinochet al pasado. La IS felicita al pueblo de Chile y a todos aquéllos que hicieron posible la celebración de este histórico plebiscito.  

Paz y solución de conflictos

El  continuo  conflicto  entre  Armenia  y  Azerbaiyán eny  alrededor  de  Nagorno-Karabakh,es  muy  inquietante.  Al  comienzo  de  la  confrontación  militar  el  mes pasado, la IS hizo un llamamiento a un inmediato cese al fuego, convencidadeque solamente  a  través  del  diálogo  y  una  negociación  pacífica se podrá  resolver  este conflicto. También  hicimos  desde  el  principio  un  llamamiento  a  otros  estadosa abstenerse  de  aumentarla  escalada  del  conflictomediante  una  intervención  o contribución  militar,  ya  sea  directa  o  indirectamente.  Toda  participación  de terceros en la confrontación militar es condenable y debe detenerse. Una vez más instamos a los copresidentes del Grupo Minsk de la OSCE a persistir en sus esfuerzos para  lograrserias  negociaciones,  y  a  la  comunidad  internacional  en  general  a desempeñar su papel para traer paz y estabilidad a la región.

La IS continúa apoyando la solución de dos estados al conflicto en el Oriente Medio, y  reitera elapoyo  a  sus  partidos  miembros  en  Israel  y  en  Palestina  que  están dedicados a conseguirlo. El derecho del pueblo de Palestina a su autodeterminación debe continuar siendo defendido, y la comunidad internacional debe rechazar con firmeza  todo  plan  que  incluya  la  expansión  de  losasentamientos  y  la  anexión  de territorio de Palestina que arriesga perder de manera permanente la oportunidad para la paz. 

La crisis de seguridad en el Sahel continúa requiriendo de la atención del mundo, en particular en vista delgolpe de estado en Malí y la invasión de su territorio por extremistas. El debilitamiento de la democracia y el aumento de la inseguridad van de lamano, y los esfuerzos internacionales para apoyar la paz y la democracia en la región   deben   continuar.   Dentro   de   un   contexto   de   seguridad   regional,   los desarrollos en Libia  desempeñarán  un  papel  decisivo  y  la  IS  continuará  siguiendo muy de cerca esa situación. 

Las crecientes tensiones entre Grecia y Turquía, que tienen lugar en medio delas existentes disputas en el MediterráneoOriental, son actualmente de preocupación. Como  se  expresara  en  la  declaración  de  la  IS  del 26 de  octubre, el  reinicio  de  las conversaciones  exploratorias  entre  Grecia  y  Turquía,  una  muestra  de  la  voluntad política  de  resolver  disputasmediante  el  diálogo  constructivo  y  la  diplomacia, proporcionará  una señal  para  la  resolución  pacífica  de  los  conflictos  en  la  región más  amplia.  La  IS  apoya  la  propuesta  de  una  conferencia  multilateral  en  el Mediterráneo Oriental para facilitar solucionescompartidas y cooperación mutua.