menu
Política 03 06 2020

Jorge Macri pidió "que se respete más el rol del intendente" para definir excepciones al aislamiento










El intendente del partido bonaerense de Vicente López, Jorge Macri, pidió hoy "que se respete un poco más el rol del intendente" ya que también fueron electos para "un rol ejecutivo" y solicitó que se priorice el "conocimiento" de los jefes comunales sobre su propio distrito para el manejo de la salida del aislamiento por la pandemia de coronavirus.

En diálogo con Radio La Red, Macri aseguró que "hace 25 días" llevó al gobierno provincial protocolos para abrir con "muchas precauciones" ciertas actividades, pero que aún no recibió respuesta.

"Que se respete un poco más el rol del intendente. Nosotros también fuimos elegidos, tenemos un rol ejecutivo, somos responsables, no andamos buscando enfermar a nadie. Imaginate que el sistema de salud en Vicente López es municipal", dijo el intendente de Juntos por el Cambio.

Con argumento, criticó la mecánica establecida para la definición de excepciones a nivel local del cumplimiento de la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

"Yo que conozco el pueblo y fui elegido, tengo que pedirle a la provincia, para que le pida a la Nación, para que le vuelva a responder a Provincia, y ellos después me respondan a mí. Es interminable", se quejó Jorge Macri, y pidió "un marco de regulación donde un intendente con responsabilidad pueda moverse" en la apertura de actividades.

Según se informó ayer desde el municipio a través de las redes sociales, el intendente Jorge Macri aguarda respuesta del gobierno provincial "sobre un nuevo protocolo para la apertura de templos religiosos y lugares de fe", como así también "para la apertura de comercios barriales".

En tanto, en la entrevista que brindó esta mañana, el referente del PRO destacó que su municipio arrancó con altos casos de contagios, pero hoy tienen "una de las curvas más aplanadas por el compromiso de la gente".

"Yo veo que no es lo mismo un centro comercial en La Lucila que en Munro", ejemplificó Macri, y pidió "ponerse en el lugar de un vecino que no puede abrir en un distrito que no tiene casos" de Covid-19.

En ese marco, consideró que "es materialmente imposible que una autoridad nacional o provincial pueda conocer el detalle de lo que está pasando en cada uno de los 135 municipios bonaerenses".

"No se quién instaló la idea de que los intendentes somos loquitos o irresponsables", cuestionó Jorge Macri, quien insistió en afirmar que, por el contraio, los jefes comunales "no" son "rebeldes".

"Lo que estamos pidiendo es poner sobre la mesa esta discusión, nosotros también hemos sido electos y la gente nos valora como al gobernador o al Presidente", sostuvo.

Para el jefe comunal, "el problema más grave son los rubros que no pueden trabajar, que viven esta situación como de mucha injusticia", y, en ese sentido, enumeró negocios como "bazar, regalos, indumentaria, librería, juguetería" cuya venta está "prohibida en los comercios pequeños pero se venden en los hipermercados". (Télam)