menu
Al toque 21 09 2021

Fernando Pedrosa: "El partido justicialista está disociado de la realidad"


Autor: Fernando Pedrosa










Días atrás se realizaron las primarias abiertas, simultáneas, y obligatorias, las PASO, con el resultado inesperado que ya todos conocemos, y sobre el cual ya a pocos días han corrido ríos de tinta, explicaciones, análisis, y disculpas por los errores encuestadores. La pregunta del millón, es si el oficialismo va a lograr revertir el resultado de acá a escasos dos meses para las elecciones generales de noviembre.

 La respuesta es difícil de dar, es difícil pronosticar y predecir el futuro, si podemos decir que al gobierno no hay que subestimarlo, que tiene condiciones para revertir, también, eso es muy difícil, y para darle un contexto a estas dos cuestiones, quiero ofrecer cuatro puntos que me parece pueden dar algunas pistas sobre queda pasado en noviembre.

Primer punto, nos encontramos con un gobierno absolutamente falto de pericia técnica, capacidades logísticas, y administración y gestión del estado, o sea, todo lo que intentan hacer en general les sale mal, y esto me parece que también es bastante original para un gobierno peronista.

Punto número dos, este es un gobierno peronista sin un liderazgo definido, y esto se observa en que por ejemplo en los ministerios, encontramos diferentes grupos en diferentes espacios, peleando unos contra otros, y sin capacidad de resolver sus conflictos.

El punto tres, es que este es un gobierno que no tiene recursos materiales suficientes para repartir, y esto me parece que es el quid de la cuestión, y que un poco también preanuncia, que la radicalización política, es el único camino que les queda.

El punto cuatro, es que aparece un partido justicialista, tanto en el gobierno nacional, como en las provincias, como a nivel político, disociado de la realidad, y también sin poder contar con algunas de sus herramientas tradicionales, como por ejemplo la movilización callejera, el aporte sindical, y el discurso tradicional del peronismo asociado a la distribución de la riqueza. Más allá de lo que pase en noviembre, más allá que el gobierno logre recuperarse un poco, mucho, o nada en las elecciones próximas, lo que realmente hay que pensar es qué va a pasar en la Argentina a partir de 2022. Estos cuatro elementos que yo acabo de mencionar, preanuncian que van a ser tiempos difíciles, y como dice la maldición china, viviremos tiempos interesantes.