menu
Opinión 23 04 2020

Democracia, verdad y responsabilidad


Autor: Mario Negri y Fabio Quetglas









La profundidad de la crisis global que asoma tras la pandemia, es de una magnitud inimaginable. La única fuerza que nos permitirá enfrentarla con éxito es la RESPONSABILIDAD.

Nos permitimos hacer esta evocación, porque sentimos estupor e indignación, al advertir que se tratan en la conversación pública de una manera banal y confusa temas de enorme relevancia institucional.

Con fecha 15 de Abril, los tres presidentes de bloque de los partidos integrantes de la Alianza Juntos por el Cambio elevamos al Sr. Presidente de la Cámara de Diputados una nota solicitando la presencia del Jefe de Gabinete de Ministros (tal como ordena la Constitución Nacional), el funcionamiento de la Comisión de control y seguimiento de los Decretos de Necesidad y Urgencia, y pidiéndole sesionar a la brevedad posible.

De manera previa, y reiteradamente se habían hecho similares planteos.

Aún conscientes de las dificultades y ofreciendo todas las alternativas tecnológicas, siempre impulsamos la posibilidad de un Congreso funcionando “lo más normalmente posible”.

El funcionamiento parlamentario no es una formalidad, ni un capricho, no pretende obstaculizar la gestión de la crisis. Sencillamente, el Congreso expresa la pluralidad de la Nación, además es el lugar de control público por excelencia, en el mejor sentido del término, y el espacio natural de enriquecimiento de propuestas y aportes a las soluciones en tiempos tan turbulentos como los que vivimos.

Es inconcebible que la canalización de las iniciativas, donde pueden estar las soluciones a los múltiples aspectos de estas crisis, se vean obstruidos por una necedad.

Pero además, la mentira y la desinformación erosionan las bases de una convivencialidad constructiva. La oposición es responsable y pide el funcionamiento parlamentario, porque lo verdaderamente temerario es deslizarnos hacia una concentración innecesaria de poder.

El país no necesita ni liderazgos mesiánicos, ni maniobras distractivas, necesita asumir con decisión una agenda pública difícil, que además de lo sanitario tome en consideración la frágil situación económica y social.

Nuestra disposición al trabajo y a la búsqueda de soluciones es absoluta. Aquella misma nota listaba una enorme cantidad de proyectos en ese sentido.

Quienes creen que la política es el engaño menor, la ventaja o la trampa, lamentablemente no han advertido el lugar que la RESPONSABILIDAD tiene en la construcción de una mejor democracia y una mejor sociedad.

Publicado en Clarín el 22 de abril de 2020.

Link https://www.clarin.com/opinion/democracia-verdad-responsabilidad_0_0SsdT5v1G.html