menu
Internacionales 31 01 2021

IS condena arresto de uno de los principales líderes de la oposición en Paraguay










Efraín Alegre, candidato presidencial en las elecciones de 2018 en Paraguay en representación de una amplia coalición de fuerzas políticas opositoras, entre ellas el Partido Democrático Progresista, PDP, miembro de la Internacional Socialista, fue detenido el 28 de este mes y enviado a prisón preventiva tras una obscura acusación del régimen dirigido por el Partido Colorado, organización política identificada por décadas con la larga dictadura del General Stroessner y por los excesos de abusos y crímenes a los que sometió al pueblo paraguayo. Efraín Alegre, líder del Partido Liberal Radical Auténtico, PLRA, que ha participado como invitado en reuniones del Consejo de la Internacional Socialista y de su Comité para América Latina y el Caribe, llevó adelante una notable campaña presidencial en las últimas elecciones que movilizaron al pueblo paraguayo sumando líderes y fuerzas democráticas tras una agenda de cambio y progreso que contó con un amplio apoyo ciudadano y popular. En medio de múltiples denuncias de irregularidades y de la ausencia de objetiva imparcialidad de la autoridad electoral, el candidato del Partido Colorado fue declarado electo por un estrecho margen.

En estos dos últimos años y medio desde las elecciones, Efraín Alegre se ha transformado en un vocero de sentimientos compartidos por la oposición y de la frustración cotidiana del pueblo paraguayo y en una personalidad que día a día levanta la voz y la opinión de las y los paraguayos que deben cargar con el peso y los costos reales de una creciente corrupción y la distancia e indiferencia de un gobierno que está para servir los intereses de una visible y estrecha minoría. En esta ocasión, el régimen intenta hacerlo responsable a él de un supuesto delito de producción de un documento no auténtico, relacionado a una rendición de cuentas en una comuna del país de gastos de gasolina por encargados en esa región de actividades de la última campaña, lo que en ningún caso lo concierne a él personalmente, y que además, de manera expresa en el ordenamiento legal del país, no es responsabilidad de un candidato presidencial.

Es evidente que el gobierno de Paraguay, en manos del presidente Mario Abdo del Partido Colorado, se ha decidido a salir a destruir la imagen y la autoridad de este líder paraguayo que está muy por arriba en la estimación y el aprecio de la ciudadanía.

Esta organización global de los partidos socialdemócratas, laboristas y socialistas democráticos denuncia enérgicamente esta maniobra del régimen y demanda la inmediata liberación de Efraín Alegre, al tiempo que sumamos nuestra plena solidaridad a su familia y a sus compañeros de su partido y de las distintas fuerzas políticas que buscan construir una nueva sociedad, un nuevo país, una nueva moral y un nuevo destino que Paraguay tanto añora y que hoy necesita.