menu
Opinión 21 04 2021

Comentarios al fallo Fornari


Autor: Lautaro Khalil Mazzoletti









Observando la maraña de dudas jurídicas y fácticas en las que la sociedad argentina se encuentra sumergida, producto de la disputa entre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Nación respecto del DNU nº 235/2021, dictado por parte del Presidente Fernández, mediante el cual se suspenden las clases presenciales de la totalidad de los establecimientos educativos del Área Metropolitana de Buenos Aires, y el posterior fallo dictado por la Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Tributario y de las Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires -Dres. Macchivelli Agrelo, Perugini y López Alfonsín-, y sin perjuicio que la mejor solución hubiera sido el consenso entre los actores políticos respecto al tema, sumamos a este conflicto sin precedentes una arista judicial más.

El reciente fallo dictado por Dr. Fornari, Titular del Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo Nº 2 de la Ciudad de Buenos Aires, en su parte pertinente, declara la incompetencia del fuero capitalino antes mencionado y dispone la remisión de aquellos actuados a la CSJN para su posterior tratamiento. De igual manera, pretende dejar sin efectos la medida cautelar dictada por la nombrada Cámara de Apelaciones de la CABA.

La mencionada resolución es digna de recibir el análisis correspondiente. Primero, corresponde decir que la misma, corrompe los ritos procesales respecto del tratamiento de un expediente; un Magistrado solamente puede resolver sobre el fallo de otro, en las situaciones prescriptas en los Códigos de Procedimiento, esto es, por el tratamiento de algún Recurso planteado en el expediente en trámite, no siendo este el caso. De ninguna manera causa estado la decisión de dejar sin efecto la medida cautelar dictada por la Cámara porteña, dado que los únicos jueces habilitados para decidir sobre esto serían los del Tribunal Superior de la CABA, o eventualmente la CSJN.

Respecto de la Declaración de Incompetencia que desea imponer el Magistrado Federal al fuero Contencioso Administrativo, para que entienda sobre la cuestión la CSJN. Nunca ha sido visto que un tribunal ordene a otra semejante cosa. El medio procesal jurídicamente correspondido a efectos de lograr lo pretendido por el Titular del Juzgado Federal en lo C.A. N° 2 debe ser el siguiente:

Ante la acción inhibitoria planteada por la por Jefatura de Gabinete de Ministros, el Dr. Fornari podría haber declarado su competencia para entender en el caso, y solicitar al Juez que previno que se declara incompetente y remita las actuaciones hacia su Magistratura, ante la negatoria de este, el mismo podría trabar la contienda positiva de competencia para, en caso de corresponder, el tribunal superior común a ambos -CSJN conforme art. 7 del Decreto Ley 1285/58-, resuelva sobre la misma. Ahora bien, de ninguna manera un Magistrado puede ordenar la incompetencia de otro, sin dicha traba de contienda, declarando la competencia de un tercer tribunal, que en este caso sería la Corte Suprema nacional. En caso de así pretenderlo, el Sr. Jefe de Gabinete se debería haber presentado directamente ante la CSJN a efectos que la misma dictamine su jurisdicción originaria en el caso y así ordene la remisión.

Así las cosas, y aunque el Juez Federal Fornari pueda o no llevar razón en los considerandos por él postulados, los medios procesales no resultarían los idóneos. Darle curso a esta decisión alejaría aún más a la Argentina de la seguridad jurídica que a toda nación próspera le corresponde, para lograr tener fuertes y sanas instituciones que diriman los conflictos planteados en el normal transcurrir de esta sociedad que, en fin, es lo que hace tanto tiempo la Argentina requiere. Mientras, los chicos -principales perjudicados de este circo-, quienes deberían concurrir a las aulas todos los días, siguen presos de decisiones estrictamente políticas, que a nadie benefician.