menu
Al toque 27 01 2020

Alejandro Einstoss: Autos eléctricos


Autor: Alejandro Einstoss


Autos eléctricos









El mundo se mueve lento pero seguro hacia los autos eléctricos. En Argentina las urgencias y emergencias han impedido planificar un camino para la conversión.

En nuestro país el sector de transporte consume el 32 por ciento de toda la energía que generamos y produce el 15 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. La solución es la incorporación del transporte eléctrico.
La incorporación del auto eléctrico genera importantes desafíos, por ejemplo, la incorporación de energía intermitente en los sistemas eléctricos, el desarrollo de la generación distribuida o de una red inteligente que se conformará en el corazón del sistema eléctrico que debe venir acompañado del desarrollo también de baterías que permitan la acumulación de energía. No solamente alcanzará temas técnicos sino que generarán desafíos desde el punto de vista regulatorio: se modificará la forma de fijar precios y tarifas de la energía, será necesario desarrollar mecanismos de mercado que permitan financiar infraestructura y potencia para cargar los autos eléctricos y al mismo tiempo, por ejemplo, será necesario fijar una tarifa horizontal que todos deberíamos pagar gente, aunque generemos nuestra propia energía, para financiar la red de distribución eléctrica.
En nuestro país los escenarios que observa el gobierno para el año 2030 indican que el desarrollo del auto eléctrico enfrenta problemas y limitaciones de costos, de infraestructura de alcance y de carga de los autos eléctricos. Pero la incidencia será cada vez mayor y para el año 2050 se espera que el 50 por ciento de los autos que se vendan en nuestro país sean eléctricos. Sin embargo, en el año 2025 esa incidencia será solo del 3% y la necesidad de energía para cargar esos autos representará uno y medio por ciento de la demanda de energía, por lo tanto no generará problemas en la red.
Necesitamos planificación, estrategia, inteligencia y el desarrollo de cuadros técnicos en el Estado que sean capaces de diseñar y coordinar políticas públicas que miren un poco más allá y no miren solo la urgencia y la coyuntura.