menu
Internacionales 06 04 2018

Oficialismo uruguayo festeja 47 años de su primer acto










La coalición de izquierdas que gobierna Uruguay, el Frente Amplio (FA), festejó en Montevideo el 47 aniversario de su primer acto público, en el que estuvieron presentes señales de apoyo al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 12 años y 1 mes de cárcel por corrupción.
Con dirigentes de primera línea presentes, como el exmandatario y actual senador José Mujica, la vicepresidenta Lucía Topolansky, así como ministros, senadores y diputados, el FA celebró junto a sus simpatizantes en una plaza de Montevideo, que lleva el nombre de su fundador, el general Líber Seregni (1916-2004).
Durante el acto se pudieron ver varios carteles en apoyo a Lula, así como en alusión al asesinato de la concejala Marielle Franco, asesinada a tiros en el centro de Río de Janeiro el pasado marzo.
El presidente del FA, Javier Miranda, encargado de cerrar el acto de aniversario, aseguró en su discurso que se vive con "dolor" el "deterioro de la democracia brasileña".
"No pararon frente a las instituciones y derrocaron a una presidenta democráticamente electa (Dilma Rousseff). No pararon. No dudaron en avasallar la institucionalidad democrática", recordó el dirigente político.
En este sentido, aseguró que la "derecha" utilizó a los "medios" y a las "instituciones" como instrumentos para sumir a Brasil en la "inestabilidad política".
"¡Van a tener lucha!", gritó Miranda en un improvisado portugués y ante los cientos de asistentes.
"La lucha política del pueblo brasileño por la democracia. ¡Ellos son los asesinos de Marielle Franco!", continuó el presidente del FA en referencia a los partidos de derecha.
Por su parte, el presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio (Carifa), José Bayardi, sostuvo a Efe que no le sorprendió "en lo absoluto" el fallo de la Corte Suprema de Brasil, que negó en la madrugada de este jueves el habeas corpus solicitado por la defensa de Lula.
"A mí no me sorprende en absoluto. En junio del año pasado estuve con el presidente Lula en Brasil, en el Congreso del Partido de los Trabajadores (PT), y le dije que se lo iban a llevar puesto", recordó Bayardi.
El dirigente oficialista agregó que el objetivo en Brasil, desde la destitución de Rousseff el pasado 31 de agosto, ha sido "desplazar al PT del Gobierno".
Una vez logrado esto, el titular de la Carifa señaló que el foco se centró en Lula y en lograr que no fuera reelecto presidente.
Respecto al juez Sergio Moro, quien este jueves solicitó la prisión para Lula con un plazo de 24 horas para que se entregue, Bayardi consideró que se trata de un "operador jurídico" que responde a los intereses de Estados Unidos.
"También estaba cantado. El juez Moro es un operador jurídico al servicio de los instrumentos de la guerra jurídica para utilizarse políticamente y al servicio de los intereses por fuera de la región. Y me estoy refiriendo, fundamentalmente, a los EE.UU.", apuntó.
El exvicepresidente Raúl Sendic (2015-2017), también presente en el acto, expresó ante la prensa su "solidaridad" para con Lula.
"Lo conozco desde hace muchos años. Recibimos mucho la solidaridad de él en momentos difíciles que nos tocó vivir a nosotros, los uruguayos", agregó.
Asimismo, se mostró preocupado por la situación institucional en Brasil y por la "amenaza de golpe de Estado" que, según él, se dio recientemente en ese país vecino, cuando en la víspera del juicio el comandante del Ejército brasileño, el general Eduardo Villas Boas, expresó su repudio a "la impunidad".
El expresidente brasileño, contra quien fue expedida hoy una orden de prisión, será recluido en una celda especial y aislado de otros presos por seguridad.
Lula, fue condenado en enero pasado a 12 años y un mes de cárcel por un tribunal de segunda instancia por corrupción pasiva y lavado de dinero en una causa relacionada con la trama destapada en la petrolera estatal brasileña Petrobras. (EFE)