menu
Opinión 02 03 2018

Hacia un país con discriminación cero


Autor: Claudio Presman









"Ya no estoy solo. Hay otro. Hay el reflejo" escribió Jorge Luis Borges en su poema Los espejos. La presencia del otro siempre nos pone en cuestión todo, nuestras ideas, nuestra forma de actuar, nuestros valores. El otro nos limita y su presencia puede ser tomada como un valor positivo, desde el respeto y la incorporación de la diferencia, pero también puede ser la excusa perfecta para que surjan el estereotipo, el prejuicio y luego la discriminación.

El 1º de marzo se celebra el Día de la Discriminación Cero, fecha instaurada por la Asamblea de las Naciones Unidas para bregar y concientizar sobre la plena inclusión de todas las personas. Es una oportunidad también para reflexionar no solamente sobre el objetivo de alcanzar la plena igualdad de derechos y la inclusión de todos, sino para propender a la erradicación de toda forma de discriminación.

Resulta necesario recordar las normas y las leyes que enmarcan nuestra tarea, desde el Inadi. El artículo 7 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice: "Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta declaración y contra toda provocación a tal discriminación". Nuestra ley 23592 es clara en cuanto al alcance del término 'discriminación': "Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional". Y fija como pena la obligación, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización, y reparar el daño moral y material ocasionado.

El Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos (2017-2022) figura entre los cien objetivos de gobierno fijados por el presidente Mauricio Macri, el que fue presentado el 12 de diciembre en Casa de Gobierno. Junto con el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, se ratificó el compromiso diario en encarar de ahora al 2020 la lucha antidiscriminatoria. El Inadi es la autoridad de aplicación de la ley antidiscriminatoria y es el responsable de la elaboración del Plan Nacional contra la Discriminación. En este marco es que asumimos el compromiso, de cara a la sociedad, con la ilusión de que algún día la discriminación cero sea una realidad.

Las sociedades modernas, caracterizadas por las comunicaciones ubicuas, reconocen nuevos derechos. La libertad, que se convirtió en un pilar de las democracias, y la convivencia armónica en la diversidad, conforman los rasgos característicos de un ordenamiento moderno e inclusivo. Es en este sentido que el Inadi sigue bregando por la eliminación de toda práctica que excluya a otros por sus diferencias. En este rol no juzgamos ni sancionamos a nadie por sus ideas o la expresión de ellas, sino bregamos por un cambio cultural, por la sensibilización y la concientización de la existencia de derechos de igualdad y respeto mutuo.

A lo largo de la historia miles de personas pagaron con sus vidas por la defensa de estos valores, valientes que enfrentaron los vientos más adversos haciendo de la lucha por el reconocimiento de los derechos civiles la causa de su vida y que inspiran nuestro trabajo diario por la inclusión en la diversidad. El Gobierno nacional entiende que la inclusión y el respeto por todas las minorías harán de nuestra nación una tierra libre de discriminación, en donde el otro, como en el poema de Borges, sea nuestro reflejo.

Publicado en Infobae el 1 de marzo de 2018.

Link https://www.infobae.com/opinion/2018/03/01/hacia-un-pais-con-discriminacion-cero/