menu
Opinión 12 04 2017

¿Qué pasará el próximo invierno con las tarifas de Gas?


Autor: Alejandro Einstoss









El 31 de marzo de 2017, se publicaron en el Boletín Oficial las resoluciones que regulan nuevos cuadros tarifarios para las nueve distribuidoras y dos transportistas que prestan el servicio de gas natural a nivel nacional.

Dichos cuadros tarifarios incluyen el incremento en el precio del gas al ingreso del sistema de transporte –PIST– anunciado en marzo y responde al programa de reducción gradual de subsidios anunciado en audiencias públicas.

Este paso cierra el proceso de Revisión Tarifaria Integral –RTI–  de los servicios públicos de transporte y distribución de gas natural, previsto en los contratos de concesión y que se encontraba pendientes de realización por más de quince años, y representa un significativo paso adelante en el proceso de normalización regulatoria iniciado por la actual administración.

Al igual que en el caso del precio del gas, los aumentos en las tarifas de transporte y distribución se aplicará por etapas: abril 2017 (30%), en diciembre (40%) y a partir de abril 2018 (30%).

Los nuevos cuadros tarifarios mantienen el esquema de incentivos al ahorro en el consumo de gas natural vía bonificaciones escalonadas a los usuarios que reduzcan su consumo en 15% o más, respecto del mismo periodo del año 2015.

Del mismo modo, y teniendo en cuenta las presentaciones realizadas en el marco de las audiencias públicas en relación a las variaciones térmicas en determinadas zonas del país, se modificaron los umbrales de consumo por categoría de usuario para la región Centro Sur de la Provincia de Buenos Aires y la Provincia de Mendoza.

Se mantiene el programa “Tarifa Social Federal”, al que acceden más de dos millones de usuarios (14% de los usuarios del AMBA, y el 30% de los usuarios de la provincia de Buenos Aires).

De esta forma, a partir del 1º de abril el aumento promedio respecto a las tarifas de octubre 2016 será del 24% para usuarios residenciales que abonen tarifa plena (sin descuentos por ahorro, ni tarifa social) y llegará al 50%. para usuarios comerciales.

Pero las estimaciones de la factura media por categoría de usuario presentados por el Ministerio de Energía, se realizaron en base al consumo promedio de hogares (es decir una tarifa plana equivalente al consumo de m3 anual dividido en doce meses) y en principio no contemplarían las variaciones de consumo estacional.

Un hogar promedio del área del Área Metropolitana de Buenos Aires con acceso al servicio público de gas natural por red concentra casi el 60% de los m3 de consumo anual de gas en los bimestres 3 y 4 (mayo-junio y julio-agosto). 

Por lo tanto, el importe de las facturas de los próximos bimestres no solo reflejará el aumento de tarifas, sino también el incremento por mayor consumo invernal.

Al respecto dos comentarios:

  • El incremento de octubre 2016, que implicó un importante aumento en el precio del gas incluido en factura, pudo no haber sido percibido en su totalidad residenciales ya que impactó en los bimestres de menor consumo estacional.
  • El consumo del invierno 2016 –uno de los más rigurosos del último medio siglo– fue facturado utilizando el cuadro tarifario vigente en mayo 2015, luego que la Corte Suprema de Justicia en agosto de 2016, dejara sin efecto el aumento de tarifas propuesto por ENARGAS en abril del mismo año.

 

De esta forma, el próximo invierno los usuarios residenciales veremos valorizados nuestros consumos con tarifas sustancialmente superiores a las del invierno 2016, que reflejarán aumentos interanuales superiores al 400% para las categorías de consumo más bajo.

En este caso, deberán entrar en vigencia los límites a los aumentos tarifarios previstos en la Res 212 de octubre ppdo., que limitará el impacto de la readecuación tarifaria.

A continuación, se presenta un cuadro comparativo del valor de la factura media por categoría de usuarios residenciales para el bimestre junio-agosto y considerando el pico de consumo invernal.[1]

 

 

 

Por lo tanto, los aumentos interanuales que enfrentarán los usuarios residenciales (sin tarifa social) estará en el rango del 200% al 400%, pero el impacto final sobre facturas en los próximos bimestres dependerá de lo riguroso del invierno 2017.

Si bien se mantienen los estímulos al ahorro mediante descuentos para aquellos usuarios que reduzcan su consumo, si el invierno 2017 es más rigurosos que el 2015, es posible que usuarios que gozan de descuentos por ahorro los pierdan y/o superen el umbral de consumo de su categoría y pasen a una categoría de consumo superior.

En estos casos no solo se enfrentarán aumentos por mayor consumo, sino que dichos consumos se valorizarán a tarifa plena, e incluirán los aumentos interanuales ya descriptos, por lo cual deberán aplicar los limites previstos a los aumentos tarifarios que van del 300% al 500% en función de la categoría de usuarios residencial.

Este efecto se verá limitado en aquellos usuarios beneficiados con Tarifa Social, quienes tienen bonificado al 100% el costo del gas en factura, pero enfrentarán la totalidad del aumento en los segmentos de transporte y distribución.

Pero... ¿Cuál fue el aumento que se reconoció a las empresas que prestan el servicio de transporte y distribución de gas?

Si bien en las resoluciones que reglamentan los nuevos cuadros tarifarios, se relatan aquellos aspectos tenidos en cuenta al momento de la regulación de las nuevas tarifas no se explicitan los aumentos totales reconocidos a distribuidoras y transportistas como resultado final de las RTI.

En este sentido es importante que el Organismo Regulador publique el informe técnico final que justifica técnica, económica y financieramente los aumentos otorgados y garantizará la transparencia del proceso de revisión.

En este sentido representa un avance regulatorio significativo la publicación de los programas de inversiones obligatorias que las empresas deberán realizar en el próximo quinquenio y la reglamentación de un mecanismo de seguimiento de implementación de las mismas.

Mediante dicho mecanismo, las distribuidoras y transportistas deben presentar informes mensuales de cumplimento físico y económico de las inversiones comprometidas, los cuales también deberían ser públicos y de esta forma continuar avanzando en la participación activa de los usuarios en el proceso regulatorio.



[1] Este cálculo se realiza en base a cuadros tarifarios de Metrogas S.A. – Tarifa plena, sin descuentos. Para una estimación consumo 4to bimestre del 35% m3/año.