menu
Política 13 12 2019

Felipe Solá: "Maduro no fue invitado a la asunción de Alberto Fernández"










El canciller Felipe Solá afirmó hoy que la decisión de no invitar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la asunción de Alberto Fernández fue "una medida estratégica" ya que el gobierno argentino entendió que era conveniente tener una postura más neutral ese día".

Por otra parte, remarcó que existe una "buena relación" con los Estados Unidos y que esto se puede desarrollar pensando a veces "diferente".

"Nicolás Maduro no fue invitado. Estimamos que era mejor una cierta neutralidad ese día", explicó el canciller en FM Metro respecto a la ausencia del venezolano durante la asunción del Presidente.

"Hay seis o siete países de América Latina con los que queremos tener una relación positiva, y nos interesa recrear un organismo latinoamericano, y esos países están claramente en contra de Maduro. Por lo tanto, es una medida estratégica nuestra", dijo.

Agregó que "unos días antes de traspaso presidencial, el gobierno de EEUU le había pedido a Alberto Fernàndez una gestión importante frente a Maduro, el Presidente la hizo, y fue exitosa. Pero luego un ministro (de EEUU) se ofendió. Allá él".

Solá hizo así referencia al asesor de Donald Trump en la Casa Blanca Mauricio Claver-Carone, que se fue del país el martes pasado al advertir que estaba presente en la asunción del presidente Fernández un enviado del gobierno de Venezuela, Jorge Rodríguez, titular de la cartera de Información del país caribeño.

"El presidente Fernández consiguió lo que pedía el gobierno norteamericano a través de un secretario de Estado. Después, ofenderse porque viene un ministro nos parece una sobreactuación. Al día siguiente tuvimos una larga reunión y un almuerzo con el subsecretario (Michael) Kozak y el embajador (Edward) Prado. El tema esta superado", resumió el funcionario.

Por otra parte, respecto de la relación con Estados Unidos, el canciller manifestó que "no

pensamos igual, pero estamos acostumbrados a tener una idea y que ellos tengan otra. Planteamos que nos respetemos y tengamos la mejor relación posible, y ellos están de acuerdo en eso".

"Son posicionamientos sobre qué pensamos de cada situación. Y hemos planteado una relación en la que no hubiera sorpresas. Una buena relación es la que se puede pensar distinto en algunas cosas y mantener una relación amistosa y frecuente", finalizó Solá. (Télam)