menu
Internacionales Diciembre 02, 2019, 5 52pm

El gobierno colombiano cede y acepta un diálogo directo con los líderes de las protestas






El gobierno colombiano abandonó su postura intransigente y aceptó hoy iniciar un diálogo directo con los líderes de las huelgas y las protestas que mantienen en vilo al país desde hace 12 días.
Los organizadores de la protesta venían exigiendo la instalación de una mesa de diálogo directa con el presidente Iván Duque para discutir una lista de 13 demandas elaborada por sindicatos y movimientos sociales, pero el gobierno descartó en un principio esa opción y prefirió negociar en el marco de una "Conversación Nacional" a la que están invitados los empresarios y representantes de otros sectores.
El Comando Nacional Unitario, fundado por las grades centrales obreras, a las que se unieron luego agrupaciones sociales y estudiantiles, se mantuvo firme en su exigencia y, luego de una mediación, consiguió que el gobierno aceptara abrir una discusión directa, que se llevará a cabo en forma paralela a la Conversación Nacional.
A cambio de esta cesión, el gobierno de Duque pidió el levantamiento de la huelga nacional convocada para el próximo miércoles, con el argumento de que la economía colombiana no resiste otro cese de actividades.
Las negociaciones llegaron a buen puerto gracias a la intervención como mediador del ex vicepresidente Angelino Garzón, con reconocida actuación en los ámbitos del sindicalismo y la política, informó El Tiempo.
Por el gobierno, participó de las reuniones Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia y designado por el presidente Iván Duque para articular la Conversación Nacional.
Según Molano, el Gobierno tiene toda la disposición de diálogo "sin plazos, sin presiones y por el bien de Colombia".
“Les solicitamos que, ante el clamor colombiano y para que el país inicie una época navideña tranquila, suspendieran el paro del 4 de diciembre, de modo que los efectos económicos que está teniendo el paro no sigan afectando el desarrollo de las actividades de comercio y transporte. Ellos dijeron que iban a analizar y revisar. Estamos dispuestos a sentarnos para definir cómo se trabaja”, aseguró Molano.
Por su parte, Garzón dijo que la reunión exploratoria del sábado contó con la asistencia de 20 integrantes del comité de paro. "Fue un encuentro respetuoso en el que manifestamos que estamos dispuestos a crear una Mesa de Diálogo Social", señaló que en el gobierno hay voluntad para iniciar el diálogo cuanto antes.
Entre las demandas de los sindicatos que encabezan las protestas, agrupados en el llamado Comité del Paro, figuran el freno a los proyectos oficiales para reformar las leyes laborales y el sistema de jubilaciones, la disolución de un escuadrón antimotines al que se acusa de haber violado derechos humanos durante la represión de las protestas y el cumplimiento de los acuerdos de paz firmados con los grupos guerrilleros.
Desde el inicio de las protestas, el pasado 20 de noviembre, al menos cuatro personas murieron y otras 500 resultaron heridas.