menu
Opinión Diciembre 03, 2019, 3 09am

Seis cosas que debes saber sobre la cumbre climática COP25

No hay señales de que el mundo esté desacelerando el calentamiento global, y es poco probable que la cumbre climática cambie eso.

Autor: Kalina Oroschakoff y Zack Colman


Traducción Alejandro Garvie
La cumbre climática COP25 que comenzará este lunes no terminará con el peligro del cambio climático. Más bien, la reunión que se celebra en Madrid tiene como objetivo suavizar los caminos difíciles y preparar el terreno para la cumbre COP26 del próximo año, cuando los países estén bajo presión para impulsar las promesas climáticas que hicieron, en 2015, en París.
"El próximo año es una prueba crítica de lo que los países están dispuestos a hacer para ponernos en una trayectoria hacia los objetivos del Acuerdo de París", dijo David Waskow, del Instituto de Recursos Mundiales. "Esta COP puede verse como un marcador ... un trampolín para lo que tiene que suceder el próximo año".
Si bien las cumbres pasadas a menudo han estado teñidas de entusiasmo sobre las perspectivas de la reunión de la comunidad mundial para abordar el cambio climático, es probable que la reunión de este año sea un asunto más sombrío.
Hay una serie de informes científicos que advierten que el mundo no está logrando reducir las emisiones. Estados Unidos está abandonando el Acuerdo de París, y existe una creciente frustración pública por la incapacidad de los políticos para detener el calentamiento global.
Incluso, el lugar de celebración de la cumbre muestra crecientes tensiones mundiales de cambio climático y justicia social; fue trasladado en el último minuto de Santiago, después de violentas manifestaciones contra el gobierno chileno.
Aquí hay seis narrativas que dominarán las dos semanas de conversaciones:
1. El aumento de las emisiones amenaza los objetivos del Acuerdo de París
Cuatro años después, el mundo está peor que nunca para alcanzar los objetivos del acuerdo de París.
"No hay signos de una desaceleración, y mucho menos una disminución, en la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera a pesar de todos los compromisos en virtud del Acuerdo de París", advirtió esta semana Petteri Taalas, secretaria general de la Organización Meteorológica Mundial, como lo mostraron los datos de gases de efecto invernadero que atrapan el calor en la atmósfera, cuyos niveles alcanzaron otro récord el año pasado.
Eso significa que "las generaciones futuras se enfrentarán a impactos cada vez más severos del cambio climático, como el aumento de las temperaturas, el clima más extremo, el estrés hídrico, el aumento del nivel del mar y la interrupción de los ecosistemas marinos y terrestres", dijo Taalas.
Los gobiernos tendrán que aumentar significativamente sus recortes de emisiones, dijo el Programa de Medio Ambiente de la ONU esta semana.
Mantener el calentamiento muy por debajo de los 2 grados requeriría recortes de emisiones del 25 por ciento para 2030, en comparación con 2018, dijo la ONU. Alcanzar 1,5 grados, el objetivo más ambicioso del Acuerdo de París, requeriría que los países redujeran las emisiones en un 55 por ciento, o 7,6 por ciento al año entre 2020 y 2030.
Pero durante la última década, las emisiones aumentaron a una tasa de 1,5 por ciento por año. "No hay señales de que las emisiones [de gases de efecto invernadero] lleguen a su punto máximo en los próximos años", advirtió el organismo.
2. El comercio de carbono es una solución contenciosa
La gran tarea en Madrid será llegar a un acuerdo sobre cómo utilizar los mercados de carbono y permitir que los países intercambien créditos de emisión para reducir la contaminación mundial.
El objetivo es ayudar a reducir las emisiones de manera más económica y aumentar las inversiones en proyectos amigables con el clima. Pero la experiencia pasada ha demostrado que es arriesgado usar esquemas del mercado de carbono sin tener controles y un sistema contable adecuado.
"Los compromisos que ponen en riesgo la integridad ambiental no son aceptables para nosotros", dijo esta semana el comisionado saliente de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete.
"Las decisiones que tomamos en la COP25 deben evitar el doble cómputo de las reducciones de emisiones", donde tanto los compradores como los vendedores registrarían recortes de emisiones, dijo. Un sistema transparente también será crucial para garantizar que los créditos de carbono, utilizados por las aerolíneas bajo el esquema global de compensación de carbono de Córcega, se tengan en cuenta.
La UE y sus aliados, como los países insulares y vulnerables, también quieren evitar que el nuevo sistema permita a los países usar permisos de emisión más antiguos del régimen climático del protocolo de Kyoto de 1997. Pero países como Brasil, que poseen grandes cantidades de créditos, les pisarán los talones. Esa pelea casi explotó la cumbre climática COP24 del año pasado, y se espera un drama similar en Madrid.
Los observadores advierten contra llegar a un acuerdo a cualquier costo. "Acordar reglas débiles o malas para cumplir con un plazo artificial podría hacer más daño al socavar la ambición climática que retrasar las reglas un año más", dijo el World Resources Institute, una ONG.
3. Así es el financiamiento
Los países ricos del mundo se comprometieron a movilizar 100 mil millones de dólares anuales en financiamiento climático para 2020. El Secretario General de la OCDE, Angel Gurría, dijo a principios de otoño que el objetivo era alcanzable, pero pidió a los países que impulsen sus esfuerzos. Mientras tanto, las negociaciones para una nueva – y mayor - meta mundial de financiamiento para el clima, se esperan para el año que viene.
En Madrid, los países en desarrollo presionarán a las naciones ricas para aumentar su apoyo financiero, diciendo que es parte de su responsabilidad histórica haber impulsado las emisiones durante el siglo pasado.
A medida que el empeoramiento del cambio climático aumenta los costos económicos y sociales para las naciones vulnerables, también hay cada vez más pedidos de fondos para enfrentar pérdidas y daños. “Necesitamos el apoyo para hacer frente a estos impactos - pérdida de vidas, la destrucción de la infraestructura, pérdida de los cultivos, el desplazamiento - para proteger a nuestras comunidades y personas de más sufrimiento”, dijo el viernes, Sonam P. Wangdi, representante de Bhután y del grupo de países menos adelantados.
Ese será uno de los temas más difíciles que los negociadores discutirán en Madrid debido a las preocupaciones de que expondría a las naciones ricas a reclamos de responsabilidad.
4. Estados Unidos está volando bajo el radar
Washington ha cambiado, de ser un jugador crucial bajo la administración de Obama, al único país del mundo comprometido a retirarse del Acuerdo de París, bajo Donald Trump.
Eso hace que sea políticamente peligroso para los negociadores estadounidenses tener un perfil alto en Madrid. Pocos esperan que aparezcan funcionarios de alto rango. En cambio, los negociadores del Departamento de Estado de carrera participarán en las discusiones, pero actuarán como expertos técnicos en lugar de ejercer influencia sobre el proceso.
"No creo que los altos niveles de la administración estén prestando mucha atención a esto", dijo Barry Worthington, director ejecutivo de la Asociación de Energía de EE.UU., quien ha hablado en eventos organizados por la administración Trump en conferencias climáticas anteriores. "Si lo son, no es evidente".
Pero Estados Unidos traerá una representación no oficial. Alcaldes, funcionarios estatales, empresas, miembros del Congreso y otras secciones de la sociedad civil se reunirán con representantes de otras naciones. Esperan demostrar que una amplia franja de la nación aún está comprometida con reducciones pronunciadas de carbono y que se puede confiar en que Estados Unidos seguirá adelante sin importar quién ocupe la Casa Blanca.
"No creo que haya necesariamente un líder de delegación", dijo Elan Strait, director de campañas climáticas de Estados Unidos para el Fondo Mundial para la Naturaleza y ex negociador del Departamento de Estado de la administración Obama. "Cada uno de los actores representa su propia entidad en la COP pero también representa un movimiento más amplio".
5. Se vislumbra la neutralidad climática para 2050
El próximo año, los países también deben presentar estrategias de emisiones a largo plazo, para 2050.
Una gran batalla en Madrid será cuántos países, y especialmente los principales contaminadores, adoptarán estrategias para reducir las emisiones a cero. La neutralidad climática ha subido a la cima de la agenda, estimulada por un informe de ciencia climática de la ONU a fines del año pasado que causó conmoción internacional al explicar las graves consecuencias de, incluso, 1,5 grados de calentamiento.
La UE debe adoptar un objetivo de neutralidad climática de mediados de siglo en una cumbre de líderes que tendrá lugar en Bruselas antes del final de la COP25. Acordar el objetivo ayudaría al bloque a abandonar Madrid con un fuerte mensaje climático y generar presión sobre los principales emisores, sobre todo China, para que sigan su ejemplo.
6. Tal como lo hace la COP26
La COP25 se adelanta a una fecha límite crucial el próximo año, cuando los países deben volver a presentar, e idealmente aumentar, las promesas climáticas que hicieron en París hace cuatro años.
Los compromisos actuales en virtud del Acuerdo de París conducirían a más de 3 grados de calentamiento a finales de siglo. Las señales hasta ahora no son un buen augurio para un cambio dramático en la política.
Mucho dependerá de los países del G20, que representan alrededor del 78 por ciento de las emisiones globales. La UE está encerrada en una lucha política sobre si debe aumentar sus objetivos de emisiones para 2030 y en qué medida: su promesa bajo París. Los observadores del clima están atentos a China, que no ha señalado claramente si tiene la intención de impulsar la promesa mediocre que hizo en 2015 para alcanzar el pico de sus emisiones de CO2 para 2030.
Mientras tanto, varios emisores importantes, incluidos Australia, Brasil, Canadá, Sudáfrica y Estados Unidos, ni siquiera están en camino de cumplir con sus compromisos actuales en París, según la ONU.
Publicado en www.politico.com el 2 de diciembre de 2019.
Link https://www.politico.eu/article/cop25-climate-summit-6-things-to-know/
 

Noticias Relacionadas

Opinión
La náusea

Autor: Adriana Morán

Opinión
Trump 2020, modelo 2016

Autor: Jorge Elías