menu
Internacionales Noviembre 19, 2019, 8 10pm

Netanyahu y Gantz no avanzan en Gobierno de unidad a horas de expirar plazo






Beny Gantz, encargado de formar gobierno en Israel, y el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, siguieron sin avanzar hoy en un Gobierno de unidad para desbloquear la situación política, a 24 horas de que expire el plazo para crear un Ejecutivo.

"Continuaremos haciendo todo lo posible y no dejaremos piedra sin mover para llegar a un entendimiento, también con el tiempo restante, para evitar elecciones costosas e innecesarias que están en contra de la voluntad del pueblo", declaró el líder centrista al término de la reunión, que duró una hora.

El ultraderechista Avigdor Lieberman, que ha intentado acercar posiciones y hoy se reunió con ambos líderes, puso como límite este miércoles a mediodía para alcanzar el Gobierno de unidad.

De no conseguirlo, Gantz tendría otras doce horas para consolidar un Gobierno en minoría, la opción por la que menos se ha apostado ahora, y terminar con el bloqueo político.

Gantz ganó por la mínima las elecciones del pasado 17 de septiembre y recibió, después de que fracasara Netanyahu en conseguirlo, el mandado de formar gobierno, ante lo que apostó por uno amplio con el Likud de Netanyahu sin que hasta ahora hayan avanzado las negociaciones.

Justo antes de reunirse con su máximo rival, el apodado "Bibi" instó en Twitter a Gantz y Lieberman a formar un Ejecutivo unitario que como primer paso aprobaría la anexión del Valle del Jordán, en Cisjordania ocupada, una promesa que había hecho en campaña y que hoy repitió tras el anuncio de EE.UU. de dejar de considerar las colonias israelíes en territorio ocupado contrarias a la ley internacional.

Los desacuerdos entre Gantz y Bibi son varios, empezando por los turnos en la rotación de la jefatura de Gobierno. Además, otro obstáculo son los tres casos de corrupción que acechan a Netanyahu, por los que podría ser acusado formalmente en los próximos días por la Fiscalía, lo que le obligaría a afrontar un proceso judicial.

Si los cargos contra Bibi se formalizan, Gantz no estaría dispuesto a trabajar con él, por lo que uno de los condicionantes que se barajan es que el actual primer ministro acepte una incapacitación temporal y renuncie a su posición hasta que hubiera una sentencia firme en la causa abierta contra él.

El presidente israelí, Reuvén Rivlin, que apuesta también por un Gobierno de unidad y se ha reunido estos días con todos los partidos, recibió hoy asimismo a Netanyahu, que ha alertado sobre la posibilidad de que Gantz pacte un Ejecutivo en minoría con el apoyo externo de la Lista Unida árabe.

"La caracterización de todos los diputados electos árabes como una 'amenaza' a la existencia del Estado de Israel y como una 'quinta columna' debe ser denunciada enérgicamente", condenó hoy Rivlin tras el encuentro.

"Nosotros, que vivimos como soberanos en nuestro país, debemos garantizar la igualdad de derechos y un discurso respetuoso y significativo con todos los israelíes", añadió.

Antes de la medianoche del miércoles, Gantz tendrá que tomar una decisión durante una jornada que se prevé intensa para apurar todas las opciones. (EFE)