menu
Opinión 14 11 2019

Revisando la doctrina


Autor: José Ricardo Ascárate









La UCR mantiene intacta una postura en lo Internacional desde la primera presidencia de Hipólito Yrigoyen: la no intromisión de estados en las cuestiones políticas de otras Naciones y el respeto a quienes cumplen la regla elemental de la democracia. Nacimos en la lucha contra el fraude electoral; por lo que sostenemos que los gobiernos legítimos surgen de elecciones transparentes. En el caso de Bolivia se abre un debate que es histórico en nuestro partido y que se debe seguir dando: ¿cuál es el punto justo en la defensa de la igualdad cuando quienes la esgrimen cabalgan sobre la “necesidad” de restringir las libertades y las instituciones?

Los radicales nunca aceptamos que en nombre de la lucha por “la igualdad y la distribución social del ingreso” líderes políticos pretendan justificar que se puedan avasallar las instituciones y las libertades públicas. La legitimidad de un gobierno debe ser de origen.

Los radicales fuimos presos incluso en Argentina, por luchar contra gobiernos que eran los campeones de la justicia social pero modificaban las reglas permanentemente, la Constitución a su antojo, y aplicaban reglas de propaganda propias de los populismos de mitas del siglo XX.