menu
Al toque Noviembre 07, 2019, 12 14am

Elsa Llenderrozas: La Argentina, entre Lima y Puebla

Con Alberto Fernández como anfitrión, desde el viernes se realizará en Buenos Aires el segundo encuentro del Grupo de Puebla. ¿Qué implica pertenecer a este grupo y cuánto define el alineamiento internacional del próximo gobierno?

Autor: Elsa Llenderrozas


La Argentina, entre Lima y Puebla



El Grupo Progresista Latinoamericano o Grupo de Puebla fue una iniciativa del presidente López Obrador de crear un nuevo espacio político regional donde se reúna a presidentes, intelectuales y ex presidentes. Allí figuran personas como Lula da Silva, Dilma Rousseff, Ernesto Samper, Enríquez-Ominami, Pepe Mujica, Rodríguez Zapatero e incluso nuestro presidente electo, Alberto Fernández, entre otros. 
Este grupo busca diferenciarse del Foro de San Pablo, un foro que se fue radicalizando en el tiempo y por esta razón es que ni dirigentes venezolanos ni dirigentes cubanos están participando hasta el momento en esta iniciativa. Desde que se creó en julio de este año, el Grupo de Puebla hizo varias declaraciones, entre ellas, por ejemplo, condenó la posible intervención militar en Venezuela, abrazó la doctrina del lawfare, convalidó rápidamente la victoria electoral de Evo Morales en la primera vuelta y después hizo declaraciones que fustigaron al presidente Bolsonaro, Lenín, Piñera, a todos por igual. 
Este grupo es no es un grupo de gobiernos o de presidentes, es un grupo de dirigentes e intelectuales. Por eso tiene un estatus internacional diferente del Grupo Lima. No puede asimilarse al Grupo Lima. 
Pensando en Argentina, sin duda Alberto Fernández le sirve, le es útil un acercamiento con Mexico en estos momentos en los que necesita balancear la tensión con Bolsonaro, pero en la medida que Fernández se apoye y se respalde cada vez más en el Grupo de Puebla, se va a reducirl el margen de maniobra y la posibilidad de adoptar medidas más pragmáticas. Por ejemplo, en temas regionales como el conflicto de Venezuela. Sólo el tiempo nos confirmará que perfil internacional adoptará Argentina, es decir, si la política exterior argentina primará el pragmatismo o si por el contrario se profundizará la ideología.
 

Noticias Relacionadas

Al toque
Martín D'Alessandro: La gran incógnita política
Los términos en los que se dará la relación entre el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Fernández, es la gran incógnita política del próximo período presidencial en Argentina.
Al toque
Mónica Marquina: ¿Transparencia o estigmatización?
La justicia federal obligó al Estado a entregar a un ciudadano salteño los resultados de las pruebas Aprender. ¿Hizo bien el Ministerio de Educación en apelar el fallo?
Al toque
Blindar la vaca y otros pensamientos mágicos
Con una balanza energética equilibrada y las esperanzas depositadas en los dólares que se le pueden ordeñar a Vaca Muerta, el futuro del yacimiento será uno de los primeros debates que impulsará el próximo gobierno.