menu
Agosto 19, 2019, 10 53am

El dolor de ya no ser


Autor: Daniel Muchnik


Uno. Todo fue como entonces. Como viene sucediendo desde el fin de la reelección del gobierno del primer Perón. Es decir: las crisis políticas generan un abismo económico extremadamente enloquecedor.En las últimas horas sobresalió el pánico con apenas el 59 por ciento de la industria funcionando.
Los primeros días de la semana los adherentes del macrismo echaban espuma por la boca, imaginaban actos conspirativos frente a los resultados, no podían creer los cómputos finales. Actuaban con el mismo odio incontenible de 1955.
Los ciudadanos votaron, como bien han dicho los analistas contra la estrategia del poder que los maltrató, humilló y denigró económicamente desde final del primer año de gestión. Una administración definida como insensible ante la desesperación económica de gente y hogares. Fue una derrota rotunda del gobierno que sólo supo reaccionar el miércoles divulgando una serie de medidas para conquistar los electores fugados.
Dos. Terminaron convirtiéndose en un plan parcialmente inteligente, con algunas propuestas interesantes como la baja de impuestos ( el país tiene la presión impositiva más alta de su historia) y el resto aumentos de remuneraciones para ciudadanos activos y pasivos. El gobierno considera que ese paso les da oxígeno y con ello—dicen— podrían competir con más oxígeno el 26 de octubre reconquistando positivamente el voto-bronca, que fue lo que primó el 11 de agosto.
Quieren llegar a octubre manteniendo el control y la gobernabilidad, serenando los ánimos.Ojalá lo logren porque esta estampida desbordada se trasladará a la inflación de este mes, donde no hay precios y el sistema financiero está asustado.
¿Qué puede suceder el 26 de octubre?
La crispación en las declaraciones de Macri y de Alberto Fernández no ayudaron en nada para traer la calma. AF señaló que el dólar a 58 era el realmente competitivo. Esa sola afirmación de permitió que la segunda moneda argentina (el dólar) trepara por arriba de los 60 pesos.
Tres. La aparición con cierto aire de matonaje del populismo dinamita el equilibrio democrático en el continente que estaba estable con la elección de presidentes democráticos y antipopulistas. Los funcionarios de los organismos internacionales ya están aconsejando a la fórmula de los Fernández que presente ya ideas y nombres que integrarían un probable gabinete. Claudio Loser, argentino, exdirector del Fondo Monetario declaró: “Deberían hacer como Lula en 2002 : decirle al Fondo tengo este equipo y esto quiero hacer”.
Es poco probable que el populismo tenga las ideas claras de cómo arrancar si es que ganan el 26 de octubre y como proseguir. No saben las cuentas con las que se van a encontrar. AF dijo que renegociaría la gruesa deuda externa, que cumpliría, pero bien sabe que esa vuelta de tuerca no es fácil, necesita mucho tiempo, mientras van venciendo los bonos, en tanto se alejan, espantados, los inversores.
Alberto Fernández, con todos sus antecedentes políticos bien sabe de la resistencia del mundo a las ideas que él y su vicepresidenta Cristina Fernández representan, su odio a los medios de comunicación, a los jueces que pusieron sobre la mesa la verdad de los robos del populismo de las arcas del Estado.Otra vez. Cuatro. Sueñan con “venir por todo”.
Publicado en Perfil el 18 de agosto de 2019.
Link https://www.perfil.com/noticias/politica/elecciones-paso-2019-daniel-muchnik-el-dolor-de-ya-no-ser.phtml

Noticias Relacionadas

Veinte Manzanas
Sabrina Ajmechet: "Los diarios nacieron como ejes de proyectos políticos"
Conversamos con la historiadora Sabrina Ajmechet sobre cómo ha evolucionado el concepto de sufragio y del acto electoral a lo largo del tiempo. Ajmechet es Profesora de Pensamiento Político Argentino en la carrera de Ciencia Política de la UBA y coordina la maestría en Políticas Públicas y Gerenciamiento del Desarrollo de la UNSAM/ Georgetown. Colabora habitualmente en la sección Al Toque de Nuevos Papeles.