menu
Internacionales 18 08 2022

Zelensky: "Rusia no para la guerra que desató contra Ucrania porque quiere aniquilarnos"










El presidente de Ucrania disertó en un encuentro organizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile en el que acusó a Rusia de no querer poner fin a la guerra tanto como tampoco avenirse a una eventual gestión mediadora para alcanzar la paz a la vez que sostuvo que por el contrario al régimen que lidera Vladimir Putin le interesa “dominar por completo” a su país.

Cuando ya se cumplen 175 días del inicio del conflicto bélico con la invasión de Rusia a su país, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky, expresó que “no queremos la guerra porque somos un territorio de paz” mientras que “Rusia no quiere parar la guerra”; sostuvo que el pueblo de su país continua decidido a “defender  su independencia y  su futuro” frente al “carácter colonizador” que le atribuyó a ese país; alerto que “miles de ucranianos se encuentran en llamados campos de concentración” dentro del territorio de la Federación Rusa cuyo régimen de gobierno encabeza Vladimir Putin al que no dudó en calificar como un Estado “terrorista” que  “quiere aniquilarnos y eliminarnos” como nación.

Zelensky diserto, a través de una video-conferencia, sobre la situación que atraviesa Ucrania a raíz de la invasión rusa durante un encuentro organizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile que reunió a representantes académicos, estudiantes y medios de comunicación de ese país y que contó con la participación de numerosos asistentes de países de otras naciones de América Latina y del resto del Mundo. El presidente ucraniano pronunció un discurso para describir lo que viene sucediendo desde el inicio de las acciones bélicas el 24 de febrero de 2022.

Tras las palabras de bienvenida protocolar a cargo del rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez, el presidente de Ucrania hizo una reseña del conflicto desatado con la invasión a su país por parte de Rusia y comenzó por considerar que se trata de una acción bélica “a gran escala” que “en verdad tiene carácter colonizador”, dijo y tras señalar que “los rusos quieren dominar nuestras tierras y nuestros recursos”, ya en el tramo inicial de su exposición Zelensky acusó al régimen de la Federación Rusa de “querer aniquilarnos” y de pretender “terminar con Ucrania”, al tiempo que describió las derivaciones que han producido los ataques militares sobre el territorio de su país. “Ucrania ya ha perdido la vida de decenas de miles de personas” y describió que ello incluye desde niños hasta ancianos”, dijo.

Zelensky reiteró sus ya conocidas denuncias respecto a la existencia en territorio ruso de “campos de concentración” en los que se encuentran ciudadanos ucranianos que tras ser capturados por las fuerzas militares del país invasor fueron conducidos a esos lugares “para que pierdan conexión con sus familias y olviden quienes son” y fue más allá en su estremecedora descripción cuando, tras  dar por descartada la posibilidad de que Rusia acepte una mediación para poner fin al conflicto, dijo que “ellos son terroristas” que como tales “capturan a alguien” pero “no pueden satisfacerse con algo”. “Capturaron a nuestra gente y la torturaron”, describió con la clara intención de exhibir la crueldad que rodea al conflicto a la par de los específicos ataques con armamento desplegados por las fuerzas que responden al gobierno de Putin.

“Esto se ha hecho una guerra mucho más profunda”, añadió el presidente ruso en su exposición inicial y sostuvo que los ucranianos “estamos luchando en defensa de la vida de nuestro pueblo y el derecho de nuestro pueblo de determinar con independencia su futuro”, agregó Zelensky, quien introdujo como un antecedente al conflicto que se inicio en febrero de este año. “La guerra comenzó en el 2014 cuando Rusia ocupó la península de Crimea y desató la confrontación que ha llevado la pérdida de miles de vidas humanas. Entonces, cuando hablamos de la guerra de Rusia contra Ucrania estamos hablando de ocho años más 175 días”

“Y cuando hablamos de las pérdidas de vidas ucranianas empezamos esta historia no desde febrero del 2022 sino desde el 2014 cuando empezaron a matar a los ucranianos solamente por ser ucranianos, por la bandera ucraniana, por la posesión de Ucrania, por la sospecha de que una persona apoyaba al Estado ucraniano”, subrayó el presidente Zelensky.

Cuando fue el momento de la breve ronda de preguntas a Zelensky, la primera de ellas estuvo a cargo del director del Centro de Estudios Internacionales de la UC, Jorge Sahad, quien a modo de prólogo expresó que desde el inicio de la guerra se ha observado que no existe un mediador formal para actuar en ese rol para alcanzar un entendimiento entre Rusia y Ucrania que pueda abrir el camino al cese del conflicto y que los puntos de ambas partes seguían siendo inalcanzables por lo que hace muy difícil visualizar un acuerdo y entonces preguntó dónde veía la posibilidad de un acercamiento y que país debiera asumir esa misión conciliadora para intentar llegar a un acuerdo. 

Al responder el presidente ruso señaló: “Por años nosotros queríamos negociaciones sabiendo que esta invasión a gran escala (por parte de Rusia) podía crecer a cada minuto y nosotros no podíamos vivir sabiendo que estamos bajo la amenaza de una guerra real”. Y completó: “Pero Rusia escogió otro camino (que fue) el de la destrucción de todo lo vivo que había en Ucrania; ellos no querían ningún mediador. Yo solía penar que eran terrorista y que terroristas son quienes capturan a alguien a cambio (de algo) y después paran”

“Pero ellos no pueden satisfacerse con algo; capturaron a nuestra gente y la torturaron; después ofrecieron un ultimátum. ¿Qué más tenemos que hacer nosotros después que ellos no quieren retroceder?”, se preguntó y remarcó: “Rusia no quiere poner fin a esta guerra. Ellos empezaron esta guerra para aniquilarnos, eliminarnos. No quieren intermediarios; lo que les interesa es dominar por completo a Ucrania; que nosotros no existamos; que no exista la gente que quiere ser independiente; ellos no nos ven como miembros de la Unión Europea a futuro como un Estado independiente; para ellos nosotros no existimos y quieren eliminarnos”, insistió.

“Todo lo que tenemos es dolor”, expresó el presidente ruso al iniciar otra consulta vinculada a cómo el pueblo ucraniano puede recuperar el alma ante la tragedia de la guerra. “No creo que ese dolor pase muy rápido. Nunca queríamos la guerra; somos un Estado de paz; queremos recuperar nuestra tierra, nuestro territorio y hacer que nuestras familias que perdieron que perdieron sus casas, que fueron forzados a ir a otras ciudades y cuyos destinos están arruinados”, expreso Zelensky.

Y completó: “Lo que queremos es volver a la vida que naturalmente no va a ser lo que fue. Nunca vamos a perdonar a los soldados rusos; nosotros no queremos sus disculpas porque no las necesitamos; no queremos vivir cerca de ellos, Tendrán que pedirles disculpas a sus hijos y a sus nietos por la vergüenza que hicieron que fue matar y torturas a la gente. Nos robaron las almas y nuestras vidas y por eso ningún perdón. Pero nunca trataremos de vengarnos”, dijo Zelensky.

El final fue ciertamente emotivo con los presentes que colmaban la amplísima sala de la Pontificia Universidad Católica de Chile en la que se desarrollo el encuentro con los asistentes tributando al presidente de Ucrania un prolongado aplauso mientras que Zelensky retribuía ese gesto colocando reiteradamente su mano derecha sobre su pecho a la altura del corazón como ocurrió en algunas otras ocasiones al hablar en foros internacionales.

Leandro Vivo para Nuevos Papeles.