Economía | Marzo 11, 2018, 12 35am

El gobierno sostiene que algunos empresarios se resisten al cambio







El ministro de Producción, Francisco Cabrera, aseguró que "algunos empresarios se resisten al cambio" al insistir en que hace falta que trabajen "con una agenda positiva", que arriesguen su capital, contraten personal y generen bienes y servicios.
"Necesitamos empresarios con una agenda positiva, una agenda de futuro que nos permita insertarnos en el mundo", subrayó en una columna publicada hoy en el diario La Nación.
"Son los empresarios quienes arriesgan su capital, contratan personal, generan bienes y servicios para sus clientes, invierten, se asocian, se financian, importan, exportan", agregó.
Cabrera remarcó que "el objetivo que (el presidente) Mauricio Macri ha planteado a toda la sociedad es muy claro: vamos a reducir la pobreza. Luego de décadas de inestabilidad y políticas erróneas, para hacer una economía fuerte y dinámica necesitamos empresarios serios y protagonistas".
"Algunos empresarios, sin embargo, se resisten al cambio. Son los que crecieron a costa del Estado, a costa de todos los argentinos, gracias a gobiernos que promovieron monopolios, cerraron fronteras, alimentaron nichos de ineficacia, precariedad y corrupción. No son muchos, pero a veces parecen ser los más visibles", puntualizó.
"La semana pasada dije que algunos empresarios tenían que dejar de llorar y ponerse a trabajar hacia el futuro. Quizás a alguno no le gustó la forma; pero el fondo es claro: tenemos que cambiar y ser más competitivos. Es un camino compartido. Me consta que muchos de ustedes ya lo están transitando", apuntó.
El ministro de Producción detalló punto por punto los aportes del Gobierno para mejorar la competitividad, como las inversiones en rutas, trenes, puertos y aeropuertos; la reducción de la inflación; la reducción de la presión tributaria; y la baja de la contribución patronal implementando un mínimo no imponible a los salarios.
"Falta mucho, pero estamos avanzando en cada desafío. En 2017, la economía creció y este año va a seguir creciendo", aseguró.
"Hay que cambiar el chip, de la mirada de corto plazo en un mercado cerrado de 40 millones a una mirada de largo plazo que incluya a los 7000 millones de consumidores del mundo", agregó.
Dijo que "obviamente, el cambio incomoda y habrá problemas en el camino. Se resuelven con un diálogo sustentado en principios: poner los problemas arriba de la mesa y decir la verdad".
"Las tensiones, necesarias en una sociedad en transformación, se resuelven con trabajo serio y honestidad", puntualizó Cabrera.