Opinión | Noviembre 03, 2017, 4 09am

Apuntes radicales sobre la elección del 22 de octubre

El radicalismo revitalizado después de la elección del 22 de octubre.

Autor: Diego Martínez


Luego de la elección del 22 de octubre observamos sobre la performance de la UCR:
Cambiemos ha ratificado su condición de primera fuerza a nivel nacional.
En el Congreso de la Nación la representación de Cambiemos tendrá una ostensible mejora. En la Cámara de Diputados, su bloque crecerá de 86 a 108 integrantes, de los cuales 42 son radicales. En el Senado, el crecimiento es de 15 a 24 bancas, el bloque radical estará integrado por 13 Senadores.
Cambiemos ganó en 13 distritos, y gobierna en 5. Hay 2 distritos donde la elección es técnicamente un empate, La Pampa y Tierra del Fuego, con diferencias inferiores a 200 votos. Cambiemos es competitivo en todo el territorio y tiene chances ciertas de extender su propuesta de gestión a nivel provincial con la renovación de gobernadores de 2019.
De esos 13 distritos, la UCR es gobierno en 3, Mendoza, Jujuy y Corrientes. En esos 3 distritos la UCR encabezó la lista, Cambiemos ganó y la UCR ratificó su liderazgo provincial.
De esos 13 distritos, hay 8 en los que no gobierna Cambiemos, 6 son distintas variantes justicialistas (Córdoba, Chaco, Entre Ríos, La Rioja, Salta y Santa Cruz), Neuquén con el MPN y Santa Fe con el socialismo. De estos 8 triunfos en territorios adversos, en 5 las listas fueron encabezadas por la UCR (Chaco, Entre Ríos, La Rioja, Santa Cruz y Santa Fe).
No es un dato menor la participación del radicalismo en el armado de Cambiemos en la provincia de Córdoba.
En 2015, Cambiemos accedió al gobierno en 10 capitales provinciales. Córdoba, La Plata, Mendoza, Neuquén, Paraná, Río Gallegos, San Salvador de Jujuy, Santa Fe, Santa Rosa y Viedma. Con la excepción de La Plata, todas son gobernadas por radicales. En esta elección Cambiemos ganó en 18 capitales provinciales.
Cambiemos ganó en los 5 distritos más poblados del país. En la provincia de Buenos Aires, su triunfo ratifica el rumbo de cambio iniciado hace dos años. La boleta que encabezó Esteban Bullrich triunfo en 113 municipios de los 135. Y la de Diputados Nacionales lo hizo en 118.
Los 35 intendentes radicales se han destacado en su tarea electoral, en 24 de esos distritos Cambiemos obtuvo más del 50% de los votos.
Las listas locales de Cambiemos se impusieron en 11 distritos de los 24 del Gran Buenos Aires. En este difícil territorio, la UCR tenía en 2013 representación legislativa en 7 municipios, con un total de 10 concejales. Luego de esta elección la cantidad de concejales radicales se ha triplicado, y tiene representación en 20 municipios. Es de destacar su participación con representantes en Berazategui, Florencio. Varela, San Martín, Hurlingham, Ituzaingo y Malvinas Argentinas.
En esta elección, en Buenos Aires la UCR renovaba 2 bancas de Diputados Nacionales y obtuvo 3. Puso en juego 7 bancas de legisladores provinciales y obtuvo 10.  
La participación activa de la UCR en Cambiemos expone su revitalización. El radicalismo cuenta con representación parlamentaria nacional en 18 de los 24 distritos del país.
Para la UCR, el desafío es crecer, incidir y proyectar candidatos desde la institucionalidad de Cambiemos. Los resultados expresan la eficiencia de esta herramienta construida en la Convención de Gualeguaychú.