menu
Internacionales Agosto 13, 2019, 3 00pm

Conflicto en Mali ha causado la muerte de 150 niños en 2019, según Unicef






El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció hoy el aumento de la violencia contra los niños en Mali, donde más de 150 menores murieron asesinados en la primera mitad del este año y 75 resultaron heridos en los ataques entre los distintos grupos étnicos y yihadistas de la región.
"Mientras la violencia continua extendiéndose en Mali, los niños afrontan mayor peligro de morir, de sufrir mutilaciones o de ser reclutados para grupos armados", señaló en un comunicado la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.
"Todas las partes del conflicto deben detener los ataques a los niños y mantenerlos fuera de cualquier daño, tal y como especifican las leyes internacionales de derechos humanos. Los niños deberían de estar en la escuela y jugando con sus amigos, no preocupándose sobre ataques o sobre ser forzados a luchar", añadió Fore.
La portavoz de Unicef en Ginebra, Marixie Mercado, advirtió también sobre el aumento de niños soldado en la región, ya que en estos primeros meses del 2019 el número de menores reclutados por las milicias locales fue el doble que en el mismo periodo del año pasado.
Mercado afirmó que, aunque no hay ninguna evidencia de que "los niños sean un objetivo directo del conflicto", el impacto de la guerra en ellos es "devastador" y se puede ver, entre otras cosas, en las 900 escuelas que continúan cerradas debido a la inseguridad.
La inestabilidad que afecta a Mali comenzó con el golpe de Estado de 2012, cuando grupos tuareg rebeldes, junto a organizaciones yihadistas, se hicieron con el control del norte del país durante diez meses.
Los yihadistas fueron teóricamente expulsados en 2013, gracias a una intervención militar internacional encabezada por Francia, pero extensas áreas del país, sobre todo del norte y del centro, escapan al control estatal, de lo que se aprovechan grupos armados yihadistas y étnicos locales. (EFE)