menu
Internacionales Julio 20, 2019, 12 58am

El Reino Unido pide a sus barcos evitar Ormuz






El Gobierno británico ha pedido a las embarcaciones del Reino Unido que permanezcan fuera del estrecho de Ormuz por un "periodo provisional", después de que un petrolero de este país fuese capturado el viernes por guardias iraníes.
El petrolero británico Stena Impero, de la naviera Stena Bulk, perdió el contacto con su operador sobre las 15.00 horas GMT de ayer, después de recibir el aviso de que varias embarcaciones sin identificar y un helicóptero se acercaban al buque.
Otro petrolero, el Mesdar, de bandera liberiana, consiguió ayer restablecer contacto con su operador británico y continuó su viaje por Ormuz, tras haber sido abordado por guardias armados iraníes.
Un portavoz del Gobierno pidió hoy a los barcos británicos que eviten pasar por la zona y reiteró que está "profundamente" preocupado por unas medidas iraníes "inaceptables".
Como ya ha dicho el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, el Reino Unido evaluará su respuesta y habrá "graves consecuencias si la situación no es resuelta", agregó la fuente.
Por otro lado, el operador del Stena Impero ha informado de que el petrolero cumplía "plenamente" con todas las regulaciones sobre la navegación internacional cuando fue interceptado.
Según Stena Bulk, no hay heridos entre los 23 miembros de la tripulación, de diversas nacionales pero ninguno británico.
El barco "ya no está bajo el control de la tripulación y no se puede contactar" con él, agregó un portavoz de la compañía.
La naviera del Master, la Norbulk Shipping UK, con sede en Glasgow (Escocia), comunicó anoche que pudo restablecer el contacto con el barco y que toda la tripulación está bien.
Hunt dijo anoche estar "extremadamente preocupado" por la "inaceptable" actitud de Irán y advirtió de "graves consecuencias" si la situación no es resuelta pronto.
"Somos absolutamente claros de que, si esta situación no es resuelta rápidamente, habrá graves consecuencias. No estamos considerando opciones militares, estamos mirando una manera diplomática de resolver la situación, pero somos muy claros de que tiene que ser resuelta", insistió el ministro.
"Es esencial que se mantenga la libertad de navegación y que todas las embarcaciones puedan moverse con seguridad", agregó.
El Stena, de 30.000 toneladas, había zarpado hoy desde Emiratos Árabes Unidos y se dirigía a un puerto de Arabia Saudí.
La captura anunciada por la Guardia Revolucionaria de Irán se ha producido el mismo día en el que Gibraltar extendió durante treinta días más la detención del petrolero iraní Grace 1, retenido desde hace dos semanas en ese territorio por las sospechas de que llevaba crudo a Siria, en desafío a las sanciones de la Unión Europea (UE).
Cuatro miembros de la tripulación del petrolero, entre ellos el capitán, fueron detenidos, aunque fueron puestos en libertad bajo fianza la pasada semana. (EFE)