menu
Opinión Mayo 13, 2019, 6 14am

Insinuaciones de política comparada


Autor: Pedro von Eyken


El politólogo cuando es, además, diplomático de carrera y observa sistemas y preferencias políticas de otros países, debe mantenerse en el rígido corset diplomático cuando está en funciones si quiere evitar que se confundan las cosas. Pero a veces se pueden intentar equilibrios académicos.
Pongamos por caso a Alemania, el país que más conozco después del mío, por razones personales y profesionales. He vidido allí nueve años: antes, durante y después de la caída del Muro de Berlín. Y luego me he ocupado de Alemania durante 4 años en la Cancillería, 2012-2016. No es poco.
Después de la II Guerra Mundial, desde 1949, la centro-derecha alemana de la CDU, con Adenauer, Gerhard, Kiesinger, Kohl y Merkel, gobernó en bastantes más períodos que la socialdemocracia de la SPD, con Brandt, Schmidt y Schröder. ¿Sólo por preferencias de electorado alemán?
No creo. Hubo muchos elementos en juego y no puedo analizar todos aquí. Pero una cosa es cierta: la CDU lideró no sólo gobiernos de coalición con un partido minoritario, el liberal FDP. También lideró las llamadas "grandes coaliciones", con los socialdemócratas.
Eso implica, nada menos, que la CDU, desde 1966 hasta hoy, lideró gobiernos con la principal oposición, la más grande. Algo que la socialdemocracia alemana no llegó a hacer: la SPD sólo lideró gobiernos con partidos minoritarios, los liberales y los verdes.
Los esfuerzos por comparar la política alemana con otras resultan arduos. Pero uno, si mira desde la Kurfürstendamm o desde la Brandenburger Tor, podría tentarse a reconocer que, a veces, si se quiere seguir liderando al gobierno (o llegar a él), se debe negociar con la oposición más opuesta.
 

Noticias Relacionadas