Internacionales | Abril 15, 2019, 8 55pm

Embargan bienes a excandidato presidencial en Brasil por el caso Odebrecht







Un juez ordenó este lunes el embargo de parte de los bienes del excandidato presidencial y exgobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), en el marco de un caso en que se le acusa de haber recibido sobornos del grupo Odebrecht.
Alckmin, uno de los candidatos derrotado por el ultraderechista Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de octubre pasado, es acusado de haber recibido de la constructora Odebrecht donaciones no contabilizadas para la campaña en que fue reelegido como gobernador de San Pablo en 2014.
El juez Alberto Alonso Muñoz, titular del decimotercer juzgado de Hacienda Pública del estado de San Pablo, en respuesta a una petición de la Fiscalía, ordenó este lunes el embargo de 39,7 millones de reales (unos 10,3 millones de dólares) en bienes de los siete acusados en el proceso, informaron fuentes judiciales.
La decisión afecta bienes de Alckmin por 9,9 millones de reales (unos 2,57 millones de dólares).
La decisión también embargó bienes de cinco exejecutivos de Odebrecht y del tesorero de campaña de Alckmin, Marcos Monteiro, incluyendo vehículos y activos en cuentas bancarias.
Según la acusación presentada por la Fiscalía, Odebrecht, un gigante de la construcción en Brasil y protagonista en los últimos años de numerosos escándalos de corrupción en varios países, financió ilegalmente las campañas en 2014 de diferentes candidatos dispuestos a beneficiarla en licitaciones y contratos de obras públicas, entre los cuales Alckmin.
La campaña del exgobernador de San Pablo recibió 10 millones de reales (unos 2,6 millones de dólares) en donaciones no declaradas, según la Fiscalía.
Los recursos donados para tales campañas no fueron registrados ante las autoridades electorales ni ante el Fisco por lo que entraron directamente en las cajas paralelas de los candidatos beneficiados.
El pago de las donaciones ilegales fue revelado por ejecutivos de Odebrecht en los acuerdos que firmaron con la Fiscalía para confesar sus crímenes y señalar sus cómplices a cambio de reducciones de sus penas.
El proceso estaba paralizado en el Superior Tribunal de Justicia desde 2017 pero, como Alckmin perdió su fuero privilegiado con el fin de su mandato como gobernador de San Pablo el año pasado, fue enviado a primera instancia.
La defensa de Alckmin alegó inicialmente de que, con excepción de las "delaciones premiadas" de los ejecutivos de Odebrecht, no existe ninguna prueba de que la campaña del candidato recibió los recursos ilegales.
Muñoz, sin embargo, alegó que la Fiscalía presentó otras pruebas del delito y decidió abrir un proceso por los crímenes de malversación y corrupción contra los acusados y ordenar el bloqueo de sus bienes.
Alckmin, que ha gobernado el estado más rico y poblado del país en dos períodos, primero entre 2001 y 2006 y después entre 2011 y 2018, preside desde 2017 el PSDB, uno de los principales partidos nacionales y que gobernó Brasil con Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).
El exdiputado y exgobernador fue el candidato del PSDB a la Presidencia tanto en las elecciones de 2006, en las que fue derrotado en la segunda vuelta por Luiz Inácio Lula da Silva, como en las de 2018, en las que fue el cuarto más votado. (EFE)