menu
Deportes Abril 11, 2019, 9 21am

Boca goleó 4 a 0 a Jorge Wilstermann






Tras la dura caída sufrida en Brasil, Boca cambió la cara, fue de menor a mayor frente a Jorge Wilstermann y lo goleó esta noche 4 a 0, en un partido disputado en Bombonera y correspondiente a la cuarta fecha del Grupo G de la Copa Libertadores.
Emanuel Reynoso abrió la cuenta en el primer tiempo, a los 35 minutos, mientras que en el segundo, Darío Benedetto, de penal, Mauro Zárate y Alex Silva, en contra, a los 18, 39 y 47 minutos, respectivamente, ampliaron la diferencia para el local.
En la primera parte, a los 31 minutos y cuando el partido estaba igualado sin goles, el arquero visitante, Arnaldo Giménez, le atajó un penal a Benedetto.
Con este resultado, Boca alcanzó siete puntos y quedó a dos del líder del grupo, Atlético Paranaense, mientras que Deportes Tolima tiene cuatro y Wilstermann, dos.
En la próxima jornada, el conjunto "xeneize" deberá visitar al elenco colombiano, mientras que los bolivianos serán locales de los brasileños.
Wilstermann presentó pelea en el primer tiempo.
Cuando el reloj todavía no había marcado un minuto de juego, una rápida jugada local dejó a Tevez de cara al arco, pero el "Apache" no estuvo preciso y su zurdazo a colocar salió por sobre el travesaño.
 Jugados 29 minutos, y cuando Boca no encontraba la manera de quebrar al firme elenco visitante, Silva se aprontó para despejar en el área de Wilstermann, Villa se cruzó rápido en su camino para robarle el balón, el defensor lo chocó, el árbitro peruano Diego Haro consideró que fue falta y sancionó penal.
Benedetto fue el encargado de ejecutar la pena máxima, pero su remate, fuerte sobre el palo derecho del arquero, fue adivinado por Giménez, que puso su brazo y el pecho para salvar su valla, desviando el balón.
Cuatro minutos más tarde, Buffarini fue al piso con Juan Pablo Aponte para pelear una pelota que parecía pérdida, pero corrió más que el rival, barrió abajo, se hizo de la pelota, lanzó un preciso centro al corazón del área y allí apareció Bebelo, para poner la cabeza para el 1 a 0.
Wilstermann sintió el golpe y a través del juego de "Pochi" Chávez y Serginho tuvo algunos minutos de leve dominio.
Así fue que estuvo muy cerca de empatarlo, a los 39 minutos, pero una doble salvada, de Andrada con una excelente atajada, descolgando de un ángulo un preciso tiro libre de Chávez, y de Emanuel Mas, en el rebote, sacando la pelota en la línea frente al remate de Fernando Saucedo, lo evitaron.
Boca lució su poderío ofensivo en la segunda etapa.
Ya en el complemento, el equipo boliviano dejó algunos espacios en el fondo y esto fue aprovechado por los futbolistas locales, que empezaron a llegar con más claridad que en la primera parte.
Lo tuvo Tevez dos veces, a los 11 minutos, habilitado por Benedetto, con un derechazo que pasó cerca, y luego, a los 14, con un bombazo a quemarropa, bien tapado por Giménez.
En ese contexto de dominio boquense, Tevez buscó ponerle la cabeza a un centro desde la derecha de Benedetto, Silva marcó al "Apache", ambos cayeron, Haro consideró que hubo agarrón del defensor y cobró otro penal, ante airadas protestas de los jugadores visitantes.
Benedetto, alentado por sus compañeros y el público, fue por la revancha y esta vez pudo convertir, con un violento disparo alto, al medio del arco, mientras el arquero volvió a elegir su palo derecho.
Promediando la segunda etapa, Gustavo Alfaro movió el banco y mandó a la cancha a Zárate y Cristian Pavón, buscando explotar su velocidad en los contragolpes en la cancha mojada.
Y de una réplica llegó el tercer gol: Andrada atrapó un centro, jugó rápido para Nahitan Nández, el uruguayo habilitó a Zárate y el Vélez definió con una sutileza, picando el balón por sobre el cuerpo del arquero, a los 39 minutos.
Minutos después, cuando se jugaba tiempo de descuento, el defensor Silva cerró una noche negra, ya que tras ser protagonista en los dos penales de Boca, quiso despejar cuando peleaba con Zárate y terminó batiendo su propia valla, marcando el cuarto y último gol de Boca. (NA)