| Marzo 14, 2019, 9 22am

Elisa Trotta Gamus: “El mayor miedo de los venezolanos es no poder salir de la dictadura”




Elisa Trotta Gamus



En enero de este año, Elisa Trotta Gamus, una abogada especializada en Derechos Humanos que vive en Buenos Aires desde 2011 y lidera una organización dedicada a ayudar a refugiados venezolanos, fue nombrada Representante Diplomática de Venezuela en Argentina por la Asamblea Nacional y el presidente encargado Juan Guaidó. Veinte Manzanas dialogó con ella sobre la crisis política, económica y humanitaria en su país y sobre los posibles caminos de resolución.
Entrevista: Danila Terragno. Realización: Ernesto Samandjián.
¿Es el presidente de Venezuela Juan Guaidó?
Es el presidente encargado, el único presidente legítimo y constitucional en Venezuela. Tal vez es importante destacar por qué es Juan Guaidó el presidente de Venezuela. En el 2013 falleció Hugo Chávez, con lo cual se convoca a una elección un mes posterior para continuar el mandato presidencial. En esas elecciones resulta electo, con menos de un 1% de diferencia, Nicolás Maduro para el período presidencial 2013 a 2019. En el 2015 hubo elecciones en la Asamblea Nacional, que es el único órgano legislativo de Venezuela, en donde las fuerzas democráticas resultaron ganadoras con más de dos tercios de las bancas del parlamento. Ahí, Maduro se vio en la difícil tarea de tener que compartir el poder, como sucede en cualquier democracia con independencia de poderes, y decidió desconocer a dicha Asamblea y desconocer todas las leyes y todas las decisiones que ahí se tomaran. Es por eso que nombran en paralelo a un Tribunal Supremo de Justicia de manera inconstitucional que, a su vez, convoca a una Asamblea Nacional Constituyente que pasa, para ellos, a suplir el rol de la Asamblea Nacional. Es esa Asamblea Nacional Constituyente la que convoca elecciones fraudulentas en mayo del 2018. Elecciones fraudulentas porque la mayoría de los partidos políticos de oposición estaban ilegalizados; la mayoría de los líderes de oposición apresados, exilados o inhabilitados políticamente; el padrón electoral fue movido con sólo dos días de anterioridad a las elecciones; no se contó con veeduría nacional o internacional; la misma empresa que realizó las elecciones (en Venezuela el voto es electrónico) denunció que los resultados presentados por Maduro no eran congruentes con los de la empresa; y la comunidad internacional en su mayoría decidió justamente desconocer esas elecciones que, además, fueron fuera de término.
 
¿El primer momento de ilegitimidad de Maduro sería cuando crea un Congreso paralelo? ¿Antes de eso había dictadura?
Lamentablemente inclusive desde que estaba Hugo Chávez vivo ya las instituciones democráticas venían socavándose desde todo punto de vista, como se vio con los ataques a los medios. Ser periodista en Venezuela probablemente signifique una de las cosas más peligrosas que le puede pasar a alguien, a diferencia de cualquier país, inclusive en situaciones bélicas, donde los periodistas tienen una protección especial. Se fueron socavando las instituciones democráticas, se fue socavando la fuerza armada, se fue socavando cualquier estímulo de libertad que existiese, fue algo paulatino. Cuando llega Maduro al poder es justamente cuando vemos que bajo ningún concepto están dispuestos a continuar viviendo en democracia y se toman estas medidas. Ese hecho las elecciones fraudulentas del año 2018 pone en evidencia la grave crisis institucional y antidemocrática del país. Maduro no fue electo porque fueron elecciones fraudulentas. Por lo cual a Maduro se le acaba su periodo presidencial o su contrato con el pueblo venezolano en enero del 2019.
 
¿Quién es Juan Guaidó? La Asamblea Nacional lo elige como presidente encargado y a la semana está siendo reconocido internacionalmente sin que nadie supiera bien de dónde venía.
Juan Guaidó es un joven de 35 años, ingeniero de la Universidad Católica Andrés Bello, de la Guaira, sobreviviente de la tragedia de la Guaira. Comenzó a destacarse a nivel político con lo que fue la generación del 2007, un movimiento estudiantil muy importante en defensa de la democracia en Venezuela. Juan Guaidó fue electo diputado en diciembre del 2015 en la Asamblea Nacional y justamente es él quien asume hoy las riendas del país por haber sido electo presidente de la Asamblea Nacional.
 
¿Cuál es su partido político?
Voluntad Popular.
 
¿Es el mismo partido político de Leopoldo López?
Así es, de Leopoldo López y de varios otros líderes.
 
¿Leopoldo López sigue preso?
Leopoldo López sigue preso. Se cumplieron hace muy poco cinco años de su apresamiento.
 
¿Lo conocías a Guaidó?
No, no tenía el honor de haberlo conocido, puede conocerlo el 1 de marzo cuando nos honró con su visita a Argentina y pude evidenciar no sólo el gran líder que es, la claridad ante el gran rol que está asumiendo para Venezuela y para el mundo así como la cercanía, la humildad y la humanidad que lo caracterizan que creo que fundamentalmente es algo que se ha destacado en su corta pero importantísima gestión.
 
¿Guaidó tiene miedo?
Está muy claro cuáles son los riesgos que él corre pero sobre todo está muy claro en que este es un proceso irreversible, con él o sin él este es un proceso que no tiene vuelta atrás y está dispuesto, como lo ha demostrado, a asumir todos los costos que sean necesarios para que finalmente en Venezuela podamos tener nuevamente libertad.
 
¿Cómo te sentís vos?
El único miedo que tengo es que no podamos salir de la dictadura, ese es el miedo que realmente se cierne sobre todos los venezolanos, donde 24.000 personas fueron asesinadas a mano de la delincuencia en el año 2018, en donde las medicinas más básicas no se consiguen y en donde un sueldo mínimo llega hacia acaso a 6 dólares mientras un kilo de queso cuesta 4 dólares; ese es el miedo que tengo y por eso estoy más convencida que nunca en que estamos en el camino correcto, estoy más esperanzada que nunca y sabemos que estamos haciendo lo que corresponde en este momento de la historia venezolana.
 
Hay dos cifras millonarias que dan cuenta de lo que es Venezuela hoy; 4 millones de exiliados y 10 millones por ciento de inflación anual pronosticada por el FMI. Sé que estuviste en Caracas poco antes de tu nombramiento. ¿Cómo se ven esas cifras en la vida cotidiana?
Sí, son dos cifras que definitivamente evidencian la grave crisis humanitaria que hoy se cierne en el país, en donde el precio de un cartón de huevos se duplica de un día para el otro, en donde un kilo de queso cuesta casi un salario mínimo. A los venezolanos muchas veces no les conviene ni siquiera ir a trabajar porque gastan más en un pasaje en transporte público (transporte público que ya casi es inexistente), que lo que realmente ganan como sueldo. Para mucha gente que ha podido recibir remesas de la gran cantidad de gente que ha salido del país, termina siendo más viable vivir de esa remesa que arriesgar su vida porque cada venezolano que sale a la calle todos los días arriesga su vida yendo a trabajar. Con respecto a la cifra migratoria, creo que es importante llamarlos refugiados porque así lo ha catalogado la Agencia para Refugiados de Naciones Unidas, justamente porque huyen del país, de la crisis humanitaria y hoy en día según cifras oficiales de ACNUR alcanza los 3 millones y medio de venezolanos; y entendemos que ningún proceso estadístico es capaz de sistematizar esa información en tiempo y forma ya que son miles de venezolanos los que cruzan la frontera todos los días. Sabemos que son muchos más los que han dejado el país y que han tenido que dejar su familia, sus hogares, sus trabajos, lo que han construido a lo largo de su vida sólo buscando procurar buscar un mejor futuro o la posibilidad, realmente por sencillo que suene, de poder proveerle a sus hijos de comida todos los días.
 
¿Por qué los militares siguen apoyando a Maduro?
Hay dos factores fundamentales; uno es el miedo, el miedo que existen en los grados inferiores y medios de los militares. Eso lo pudimos evidenciar inclusive el 23 de febrero cuando apostaron a mujeres militares en la frontera y esas mujeres las veíamos en las cámaras llorando...
 
El 23 de febrero es el día que se intentó llevar la ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia...
Así es y donde vimos las terribles imágenes, en donde el régimen no solo asesinó a civiles, a orígenes venezolanos sino también quemó en la cara de las personas más necesitadas la ayuda humanitaria que intentaba ingresar al país. Ese día pudimos evidenciar con los militares -a pesar de que hoy en día se suman más de 600 militares que se han puesto del lado de la constitución y del presidente interino Juan Guaidó- el miedo que surge en estos efectivos militares de que sus decisiones puedan impactar en sus familias. Por otro lado tenemos que tener en cuenta que tal y como se ha venido denunciando, lamentablemente las fuerzas militares han cometido crímenes.
 
También hay una hiperinflación de generales del ejército, ¿puede ser que sean 2000?
Desconozco el número de generales pero sí sabemos que en el grado de corrupción que se lleva en Venezuela en los últimos años muchos de ellos lamentablemente han sido partícipes así que nuevamente invitamos a través de todos los medios a través de esta entrevista tal y como se ha impulsado a los militares a que se pongan del lado de la Constitución, del lado correcto de la historia. Se han brindado medidas de protección, se ha propuesto una ley de amnistía para civiles y militares que quieran colaborar con este proceso que estamos viviendo hoy en Venezuela.
 
¿Qué pasa si no lo hacen?
Quedará sobre sus conciencias el no haberse puesto del lado correcto de la historia en el momento en que su país y sus familias más lo necesitaban, porque recordemos que sus familias también son víctimas de todo lo que sucede en Venezuela...
 
Pero si esta situación sigue en el tiempo, de un presidente con legitimidad legislativa versus un presidente con las fuerzas de su lado. ¿Cómo se resuelve?
Confiamos en que esto se va a resolver lo más pronto posible. Los tiempos no los manejamos pero el pueblo venezolano ha demostrado que quiere una salida pacífica, se ha expresado masivamente por un cambio. La comunidad internacional democrática está de nuestro lado y Maduro no lo ha terminado de entender. Maduro quema la ayuda humanitaria, asesina a personas y amedrenta a todo aquel que se le pueda interponer. Hace todo lo que hace con los periodistas internacionales, como lo que vivimos la última semana donde hubo periodistas que inclusive estuvieron apresados durante horas en la casa de gobierno de Venezuela bajo órdenes de Maduro después de intentar hacerle una entrevista, o las acciones internacionales que toma, como con el Embajador de Alemania, a quien intentó expulsar del país por considerarlo persona 'non grata'.
 
¿Cuál es tu deseo para Venezuela?
Mi deseo por supuesto tiene que ver con que esta situación podamos resolverla lo más pronto posible, que podamos pasar la primera fase que es justamente el cese la usurpación para poder construir un gobierno de transición que nos brinde la posibilidad de construir un proceso electoral democrático y libre que es lo único que realmente quiere el pueblo venezolano para tener un gobierno democráticamente electo y poder comenzar a reconstruir Venezuela. Y en esa reconstrucción por supuesto que se juegan muchísimas cosas; se juega la posibilidad de que la gente pueda volver a tener una vida digna y que todos los millones de venezolanos que han dejado su país puedan finalmente reencontrarse con sus familias.