Deportes | Marzo 14, 2019, 8 17am

River no pudo con Palestino y sigue sin ganar en la Libertadores







River, vigente campeón de la Copa Libertadores, no pudo con Palestino de Chile y cerraron anoche un empate sin goles, en un partido disputado en un estadio Monumental sin público y correspondiente a la segunda fecha del Grupo A del certamen continental.
Dentro de un trámite parejo, ambos contaron con ocasiones de gol, pero los arqueros tuvieron destacadas actuaciones y salvaron sus vallas una y otra vez.
Los futbolistas locales reclamaron dos penales, uno por una mano de Agustín Farías que el árbitro venezolano Alexis Herrera cobró afuera del área y el otro por una supuesta infracción del arquero Fabián Cerda sobre Matías Suárez, que el juez consideró que fue un choque.
El encuentro se disputó a puertas cerradas por la sanción que pesa sobre el club "millonario" debida a los incidentes producidos en la previa de la revancha de la final de la Copa del año pasado frente a Boca, que finalmente se mudó a Madrid.
Con este resultado, River, que venía de empatar en el debut ante Alianza Lima (1-1), suma dos puntos, mientras que el conjunto trasandino, que perdió en el debut como local de Inter de Porto Alegre, líder del grupo con seis, (0-1) tiene una unidad.
Dentro de un trámite de paridad, la primera chance fue para River, a los 12 minutos, con un preciso tiro libre del colombiano Juan Fernando Quintero, tapado por Cerda sobre su palo izquierdo.
Ocho minutos más tarde, el peligro se trasladó al arco de enfrente y fue Armani el encargado de evitar el gol, desviando un potente disparo del habilidoso Luis Jiménez.
Con el correr de los minutos, Quintero mostró algunas pinceladas de su talento y el local pudo dominar a un rival que había salido decidido a que no lo lleven por delante.
Jugados 31 minutos, Ignacio Fernández erró un gol increíble, rematando mal, sobre el travesaño, tras ser habilitado por Rafael Borré, quien pese a estar en buena posición fue generoso y cedió la pelota para el ex Gimnasia.
Y ese contexto de dominio "millonario" hubo lugar para otra chance de gol, pero esta vez el que pifió fue Lucas Pratto, a quien la cancha le jugó una mala pasada, ya que le pelota se levantó cuando iba a sacar el zurdazo, que resultó defectuoso.
En apenas tres minutos del segundo tiempo, "Nacho" Fernández desbordó por la derecha, lanzó un centro, Farías cortó con el brazo derecho cuando fue al piso y pese a haberlo hecho sobre una de las líneas que delimitan el área, el juez venezolano, a instancia de uno de sus asistentes, consideró que fue afuera y sancionó tiro libre.
De a poco, River perdió fuerzas, Palestino volvió a llevar el partido lejos de su arco y a los 12 estuvo cerca de abrir el marcador, pero volvió a aparecer Armani con una formidable atajada, tapando el disparo de Bryan Véjar, que había combinado con Lucas Passerini.
Frente al quedo de River, Matías Biscay, que dirigió el equipo ante la suspensión de Marcelo Gallardo, movió el banco, logrando darle frescura al ataque con los ingresos de Cristian Ferreira y Suárez.
Así fue que a los 23 minutos el juvenil Ferreira habilitó con un pase profundo a Borré y este dejó solo a Fernández, pero "Nacho" otra vez se topó con el arquero, que tapó con mucho esfuerzo y evitó el gol con su pierna izquierda.
En ese lapso de dominio riverplatense, entre los 25 y los 35 minutos, Palestino la pasó mal, pero aguantó los embates y pudo volver a inquietar con un tiro de esquina olímpico de Jiménez, que no fue gol gracias a otra intervención de Armani, ayudado por un palo.
Cuando el reloj marcaba 35 minutos, llegó la segunda polémica de la noche: Palestino quedó mal parado en una contra de River, Borré buscó con un pase largo a Suárez y este pareció haber sido derribado por el arquero dentro del área, pero el juez venezolano vio un choque y dejó seguir.
De allí al final, River se desinfló, el conjunto chileno pudo llevar la pelea al mediocampo y el partido se encaminó a un inquebrantable empate.