Deportes | Diciembre 04, 2018, 8 25am

A Racing no lo para nadie







La contundencia de sus delanteros le permitió a Racing vencer a Talleres de Córdoba por 3 a 1, mantener la punta de la tabla de posiciones, y mirar con muy buenos ojos el horizonte que se viene, en el partido que disputaron en el estadio "Mario Kempes" por la decimocuarta fecha del torneo de la Superliga.
El triunfo de la "Academia" se sustentó en los goles de Ricardo Centurión, al minuto de juego, y Lisandro López, a los 22, del primer tiempo de penal, y a los 5 del complemento.
La "T" logró descontar a través de Junior Arias, a los 27 del final.
Con este resultado Racing suma 33 puntos, sin deber ningún partido, y se aseguró terminar el año como puntero de la Superliga, mientras que Talleres hace seis cotejos que no gana.
Racing pegó rápidamente en la red de Talleres, cuando un desborde de Cristaldo, encontró a la defensa local mal escalonada y el remate de Centurión no pudo ser contenido por Herrera.
La desesperación se apoderó de Talleres, mientras que Racing fue pura tranquilidad desde los pies de "Pol" Fernández y la capacidad de conducción de Zaracho, más las explosiones de "Licha" López y Centurión.
Talleres nunca estuvo cómodo en la cancha, cometió errores en defensa y se escalonó mal a la hora del retroceso, y la inteligencia de López hizo lo suyo para habilitar a Cristaldo, y cuando estaba por definir Herrera le cometió penal.
Lisandro López marcó de penal y ahí Racing fue el claro dominador del partido, porque hizo circular el balón y además la "T" colaboró con la floja producción que mostró.
El equipo de "Chacho" Coudet fue un claro dominador del partido, porque Talleres nunca logró entender el juego de un toque que propuso la visita, y eso motivó que la moral local estuviera estancada.
A los 5 Racing elaboró una jugada completa, con muy buena circulación, y todo concluyó con un exquisito pase de Fernández a López, quien de zurda dejó sin chances a Herrera para el 3 a 0 parcial.
Por momentos la presión de Racing en la defensa local hizo que se ahogara cuando siempre Guiñazú era salida clara, esta vez los de Avellaneda lo opacaron por completo.
Cristaldo, Centurión, el propio "Licha" López, cada uno a su turno mostraron chispazos de gran calidad, pero no pecaron de individualismo, sino que esa capacidad se hizo colectiva y así se vio a un Racing de alto nivel.
Un descuido en defensa, que llegó con un pelotazo para Godoy terminó con un remate de Maroni que Javier García no pudo contener y en el rebote fue Junior Arias el que descontó.
Talleres reaccionó durante unos 10 minutos, en los que parecía que Racing podía sucumbir a la presión constante en cercanías de su área, pero logró aguantar sin mucho sobresalto y se llevó tres puntos vitales para su objetivo.