| Julio 08, 2018, 6 07am

Luciana Sabina: "Había una urgente necesidad de declarar la Independencia"

Se celebra un nuevo aniversario de la Declaración de la Independencia de nuestro país.

Autor: Diego Dib





La autora mendocina nos cuenta sobre algunos hechos que se destacan de la Declaración de la Independencia: el rol de San Martín, el derrotero de Laprida, la necesidad política de la declaración para iniciar el cruce de Los Andes, el apoyo de Pueyrredón y los hombres que se destacaron en el desarrollo del debate. Luciana Sabina es columnista del diario Los Andes y sus columnas son reproducidas en Nuevos Papeles. Escribió Héroes y Villanos, la batalla final por la historia argentina.
 
¿Por qué el Congreso se desarrolló en Tucumán? 
Había una necesidad urgente de declarar la Independencia, son muy importantes las presiones de San Martin que desde hacía meses se encontraba en Mendoza preparando al Ejército de los Andes. No podíamos enfrentar a España sin antes dejar de aceptar su dominio desde lo formal.
¿Todas las provincias enviaron representantes? 
No todas las provincias estuvieron representadas. Asistieron diputados de Buenos Aires, Mendoza, San Juan, San Luis, Santiago del Estero, Tucumán, La Rioja, Córdoba, Salta, Jujuy, Catamarca, Charcas, Chichas, Mizque y Cochabamba. En total fueron treinta y tres hombres entre los que se encontraban fray Justo Santa María de Oro, Narciso Laprida, Tomás Godoy Cruz, Juan Martín de Pueyrredón, Pedro Medrano, Antonio Sáenz, Mariano Boedo -vicepresidente del Congreso y padre de Damasita, famosa amante de Lavalle-, fray Cayetano Rodríguez y Juan Agustín Maza. También concurrieron Tomás Manuel de Anchorena, José Severo Malabia y José Ignacio Gorriti.
¿Qué significó la declaración de la independencia en 1816 para el proceso revolucionario en las Provincias Unidas y en el resto del Continente?
Fue un paso hacia lo desconocido. Por entonces en el continente los españoles estaban ganando terreno, se habían impuesto a las revoluciones y muchos revolucionarios habían terminado siendo pasados por las armas. El declararnos independientes y dejar de lado la “máscara de Fernando VII” podía ser una sentencia de muerte en caso de fallar San Martín.
¿Quiénes fueron los protagonistas del Congreso?
Sin duda alguna los diputados. Requería mucho valor declararse independientes, por lo ya explicado, sus firmas dieron nacimiento a una nueva Nación, pero también los colocaba en el primer lugar camino al cadalso.
¿Qué posicionamientos políticos se dio o se permitió el Congreso de Tucumán?
Hay un claro posicionamiento de San Martín a través de Godoy Cruz, enviado desde Mendoza. A través de la correspondencia solicitaba que se declarase la Independencia para poder cruzar en verano hacia Chile, un aspecto fundamental pues la cordillera era impenetrable durante los meses de invierno. También vemos su influencia en la elección de Pueyrredón.
Antes mencionaste la presión de San Martín ¿Cuál era concretamente su posición? 
Era una actitud sumamente expectante. El Libertador escribió en abril de 1816 a Tomás Godoy Cruz que estaba en el Congreso: “¡Hasta cuando esperamos declarar nuestra independencia! ¿No le parece a usted una cosa bien ridícula acuñar moneda, tener el pabellón y cucarda nacional y, por último, hacer la guerra al soberano de quien en el día se cree dependemos? ¿Qué nos falta más que decirlo? Por otra parte, ¿qué relaciones podremos emprender cuando estamos a pupilo? Los enemigos (y con mucha razón) nos tratan de insurgentes, pues nos declaramos vasallos. Esté usted seguro de que nadie nos auxiliará en tal situación (...). Ánimo, que para los hombres de coraje se han hecho las empresas. Veamos claro, mi amigo, si no se hace, el Congreso es nulo en todas sus partes, porque reasumiendo éste la soberanía, es una usurpación que se hace al que se cree verdadero, es decir a Fernandito”. 
¿Cómo era la relación entre San Martín y Pueyrredón?
Excelente. Pese a lo que afirman algunos historiadores, Buenos Aires dio una ayuda fundamental para la conformación del ejército de los Andes y eso en gran medida fue gracias a la buena relación de San Martin y Pueyrredón, a pesar de un pasado reciente que los había enfrentado.
¿Cuál fue el derrotero personal del presidente del Congreso, Laprida?
El destino de Laprida fue sinceramente inentendible, salvo en un país como el nuestro. Terminó siendo ejecutado en una lucha entre federales y unitarios años más tarde. Su muerte se produjo durante la Batalla del Pilar, en Mendoza. El presidente del Congreso del Tucumán al momento de declararse la independencia, ex gobernador de San Juan y colaborador activo de San Martín durante la organización del cruce murió atrozmente. Sobre la muerte de Laprida existen dos versiones. Siguiendo a uno de los relatos, fue enterrado hasta el cuello y se pasó con un tropel de caballos sobre su cabeza, una práctica común por entonces. La otra versión señala que fue rodeado y herido con una lanza por la espalda. Al caer, todos se lanzaron sobre él, degollándolo y descuartizándolo. En “Poema conjetural”, Jorge Luis Borges rescata esta última tradición.